4 de octubre de 2019 00:00

Fotorradares, en 10 sitios de Esmeraldas

Un dispositivo está en la avenida del Ejército, sector Batallón de Infantería Motorizada. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Un dispositivo está en la avenida del Ejército, sector Batallón de Infantería Motorizada. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde el próximo mes, el control de la velocidad vehicular en Esmeraldas se hará con un sistema de fotorradares en 10 puntos de la urbe.

La finalidad es bajar los índices de accidentes de tránsito que ocurren en las calles de la ciudad, según las autoridades municipales, que asumirán esta competencia este 15 de octubre. El Consejo Nacional de Competencias le entregará esta tarea ese día.

La ubicación de los dispositivos se hizo de acuerdo con la frecuencia de accidentes que ocurren en esos 10 puntos críticos de Esmeraldas, debido al exceso de velocidad.

Los conductores circulan a 80 y 100 kilómetros por hora dentro de la ciudad, cuando la Ley de Tránsito establece que el límite en las zonas urbanas es 50 kilómetros. Eso ocurre, por ejemplo, en la calle Pedro Vicente Maldonado, centro de la ciudad, según el Municipio.

Otro punto conflictivo está en la zona del sistema de puentes. En esa vía se contabilizan hasta el momento unas 20 muertes por accidentes en vehículos y motocicletas desde el 2010, cuando fueron inaugurados los puentes, según datos de tránsito.

Otro de los sitios es el Redondel de Codesa-Refinería de Esmeraldas, en el sur de la ciudad. En este año se han registrado tres muertos, entre ellos un miembro de la Policía.

Un dispositivo fue instalado en el kilómetro 5 ½ de la vía Esmeraldas-Atacames. En esa zona se reportaron entre junio y septiembre de este año cuatro víctimas por accidentes de vehículos y motocicletas.

De acuerdo con la Jefatura de Accidentología Vial de la Subzona Esmeraldas, los automóviles son los más involucrados en los accidentes, con un 40,4%, luego están las motocicletas con el 21,4% y las camionetas con un 15,7%.

La ciudad puso en marcha este proyecto antes de recibir las competencias de tránsito. No obstante, el Municipio creó hace cinco años la Dirección Municipal de Tránsito.

El contrato para la instalación de los fotorradares fue firmado el pasado 8 de mayo, con el Consorcio Vial Esmeraldas (Covies), representado por Carlos Drouet. Se lo hizo durante la administración del alcalde Lenin Lara.

En el primer mes de funcionamiento del sistema se aplicará la multa seca, es decir, los infractores no pagarán, pese a que les llegarán las notificaciones por correo electrónico. Las sanciones empezarán a ejecutarse desde diciembre.

La inversión total en este sistema asciende a USD 5,2 millones, de los cuales ya se han utilizado USD 2,8 millones. Con estos recursos se realiza la colocación de los fotorradares, la semaforización de 20 intersecciones, acceso a Internet y la compra de un servidor, 10 motocicletas y tres vehículos de doble cabina.

De acuerdo con el contrato, la concesión del sistema será de 12 años. En ese tiempo, el 49% de la recaudación se destinará para la empresa concesionaria y el 51% irá al Municipio de Esmeraldas.

Según el director de Tránsito Municipal, Lenin Chica, un 5% del 49% que le corresponde a la concesionaria será utilizado para educación vial.

El Ayuntamiento puso en marcha desde hace dos meses la campaña denominada Baja la velocidad en toda la ciudad. Pero, a mediados de este mes, empezará una campaña vial dirigida a los alumnos de escuelas y colegios.

La Unión Provincial de Cooperativas de Taxis está en desacuerdo con la instalación de los aparatos, porque considera que se perjudicará a los taxistas, según Edmundo Prado, presidente de la organización.

Añade que se necesita semaforizar la ciudad, pues existen puntos donde no funcionan. La Dirección Municipal de Tránsito señala que se pondrán 20 nuevas intersecciones semaforizadas.

Los habitantes de la isla Luis Vargas Torres están de acuerdo con el dispositivo que se colocó en la zona, porque se registran atropellamientos y muertes, debido a la alta velocidad de los conductores. “Mi hermano murió en una motocicleta por la imprudencia de un conductor”, señala Verónica Ayoví, una moradora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (92)