19 de octubre de 2017   18:04

Conductores reducen su velocidad por los fotorradares en la avenida Mariscal Sucre y Mañosca 

En la av. Mariscal Sucre, una de las vías con mayor índice de accidentabilidad, hay cuatro fotorradares. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

En la av. Mariscal Sucre, una de las vías con mayor índice de accidentabilidad, hay cuatro fotorradares. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 5
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al circular por la avenida Mariscal Sucre, a la altura de la intersección con la Mañosca, la mayoría de conductores reduce la velocidad debido a los dos fotorradares que la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) instaló en ese tramo vial desde marzo de 2016.

El límite de velocidad permitido es de 90 km/h, pero los conductores circulan entre 50 y 70 kilómetros por hora. Esto suele provocar mayor congestión vehicular, debido a que los autos avanzan más lento de lo permitido. Incluso, hay quienes frenan bruscamente para evitar ser captados por las cámaras.

Esto, a pesar de que cerca de los dispositivos hay señalética que indica la velocidad máxima a la que se puede circular. La situación se complica aún más en horas pico.

La instalación de fotorradares en la av. Mariscal Sucre y Mañosca ha motivado a que conductores frenen bruscamente y provoquen accidentes y congestión en esa zona del norte de Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

En la av. Mariscal Sucre, una de las vías con mayor índice de accidentabilidad, hay cuatro fotorradares. En total, la AMT dispone de 18 fotorradares fijos, ubicados en diferentes vías del Distrito Metropolitano.

¿La medida ha tenido éxito?

Según la AMT, desde enero a junio del 2017 hubo una reducción del 23% en accidentes de tránsito en Quito, comparado con el año anterior.

Los fotorradares, dispositivos que registran a los conductores que no respetan las leyes de tránsito, reciben mantenimiento cada mes. Este jueves 19 de octubre, dos empleados de una empresa contratada por el Municipio limpiaron los radares con una hidrolavadora.

También colocaron un componente antioxidante, para proteger a los dispositivos. Además, verificaron que los componentes electrónicos funcionen correctamente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (5)