28 de febrero de 2020 09:31

Identifican a 62 yazidíes asesinados por el EI en fosas comunes de norte Irak

Imagen referencial. El Departamento de Medicina Forense calcula que más de 340 personas  fueron asesinadas en Kocho por el Estado Islámico en 2014. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Las autoridades iraquíes calculan que más de 340 personas fueron asesinadas en Kocho por el Estado Islámico en 2014. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las autoridades iraquíes informaron hoy 28 de febrero de 2020 que han identificado a 62 víctimas yazidíes asesinadas por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) cuando irrumpió en la cuna de esta comunidad ancestral en el noroeste de Irak en 2014 y secuestraron, mataron y desplazaron a miles de personas, en lo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha calificado de genocidio.

El Departamento de Medicina Forense de Bagdad anunció hoy 28 de febrero de 2020 en la capital iraquí que han confirmado la identidad de 62 cuerpos encontrados en 17 fosas de la comarca de Sinyar y que las víctimas proceden de la localidad de Kocho, población natal de la premio Nobel de la Paz en 2018, la yazidí Nadia Murad, secuestrada y convertida en esclava sexual por el EI.

Sin embargo, se trata sólo una pequeña parte de las más de 340 personas que se calcula que fueron asesinadas en Kocho por el EI en 2014.
Todavía quedan decenas de fosas por abrir en Sinyar, donde las autoridades han localizado un total de 73, que podrían contener también cuerpos de miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes.

El Departamento Forense está recogiendo muestras de sangre de los supervivientes para crear una base de datos, además de llevar a cabo campañas de concienciación y encuentros con las familias de las víctimas para determinar los desaparecidos y sus identidades.

Los expertos se están enfrentando a numerosas dificultades, sobre todo por el hecho de que muchos yazidíes han muerto o ya no residen en Sinyar, porque la mayoría no ha podido aún regresar a sus casas más de cinco años después.

En 2019, empezó el proceso de apertura de las fosas comunes de Kocho, con la presencia de Murad, superviviente de la masacre que el EI perpetró en esta simbólica localidad.

Los habitantes del pueblo relataron posteriormente que los extremistas ejecutaron a más de 300 hombres de todas las edades, después de separarlos de las mujeres y niñas, algunas de las cuales fueron asesinadas y otras secuestradas, como la premio Nobel de la Paz, que sobrevivió para convertirse en la voz del genocidio yazidí.

En toda la comarca de Sinyar, unos 5 000 hombres fueron asesinados y cerca de 7 000 mujeres y niños secuestrados en agosto de 2014, mientras que cientos o miles -la cifra se desconoce- murieron de hambre y sed al ser cercados durante días por el EI y un total de 300 000 se vieron desplazados de sus hogares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)