19 de noviembre de 2019 00:00

La formación y la investigación definen el salario del docente en Ecuador

Marco Santorum y Mayra Carrión, docentes investigadores de la Politécnica Nacional. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Marco Santorum y Mayra Carrión, docentes investigadores de la Politécnica Nacional. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 59
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Valeria Heredia
Redactora (I)
jheredia@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Por sus estudios académicos, Marco Santorum alcanzó el cargo de profesor agregado en la Escuela Politécnica Nacional (EPN). Él cuenta con una maestría y un PhD en el área de Sistemas, así que dicta clases e investiga, requisitos esenciales para la carrera docente universitaria.

Un catedrático titular principal gana entre USD 2 200 y 4 700. Estos rubros van de la mano de la formación, es decir, títulos de posgrado o PhD, publicaciones o artículos científicos indexados, experiencia académica y otros, según la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

Este tema salió a relucir estas semanas a propósito de la Proforma Presupuestaria 2020. Las 31 universidades y politécnicas recibirán USD 1 177 millones, 37 millones menos de lo asignado para este año.

El pago a docentes encabeza la lista de egresos en las ‘U’. En la EPN, por ejemplo, el presupuesto será de USD 77,3 millones. El 53% corresponde a pago de remuneraciones a profesores y administrativos. Si se compara con el rubro codificado de este año habrá una disminución de USD 1 millón. La Universidad Central recibirá USD 153,3 millones y el 70% será para personal.

La formación y la investigación definen el salario del docente


Para dar clases en las universidades se requiere cumplir varios requisitos detallados en la LOES. Santorum es docente agregado y recibe unos USD 3 100 al mes. Tiene 12 publicaciones científicas, desde que obtuvo su PhD, en el 2013.

Su formación académica -­dice- le ha ayudado a mejorar sus conocimientos como profesor e investigador. Elaboró un software para personas con discapacidad y hoy encabeza un proyecto de alfabetización digital para adultos mayores.

Para cumplir estas actividades destina nueve de las 20 horas de trabajo semanales. En las 11 restantes dicta clases.

“La universidad dispuso que los profesores investiguemos, para no quedarnos en la repetición de la teoría”, dice Ruth Páez, docente de investigación en la Facultad de Educación Inicial de la U. Central (UCE).

Ella obtuvo en junio pasado su PhD en Educación, en una universidad de Venezuela. El dinero salió de su bolsillo. “Fueron USD 20 000 para alcanzar este título”, comenta.

Su objetivo era obtener mayores conocimientos para sus clases y sumarse a la investigación en la UCE. Lleva 10 artículos indexados.

La investigación es uno de los pilares del trabajo de las universidades. En la Ley de Educación Superior se establece que los maestros titulares y no titulares tienen tres actividades centrales: la docencia, la investigación y la dirección o gestión académica.

Santorum y Páez reconocen que cumplir estos parámetros es complejo, ya que implica tiempo y conocimiento amplio. Además, se quejan de que no se valora la producción de conocimiento de las universidades. “Ascender toma más de 30 años. Es mucho tiempo”, para el investigador de la EPN.

El número de alumnos también es un factor que obstaculiza el trabajo investigativo. Páez, por ejemplo, da clases en cuatro cursos de 33 estudiantes cada uno. Luego realiza sus investigaciones educativas.

Florinella Muñoz, rectora de la EPN, confirmó que en los últimos cuatro años no han tenido un incremento de presupuestos y que por ello no se han aumentado los sueldos a los profesores. Pero -señaló- existe un Reglamento de escalafón, que deben respetar. “No es algo que nosotros fijemos”.

Una respuesta similar dio Marco Posso, vicerrector administrativo y financiero de la Central. “Nos pusieron rangos a través del escalafón docente; hay un procedimiento de recategorización para los profesores que por méritos académicos deben ascender. Así, alguien que accede a un título de PhD, también tiene un nivel de remuneración superior; lo mismo si publica 10 artículos”.

Muñoz, además, dijo que sus funcionarios administrativos se rigen por una tabla salarial que viene del Estado, que hablan de los ‘SP’, servidores públicos, del 1 al 8. Un SP7 está en USD 1 500, porque tiene responsabilidades altas, “tampoco lo fijamos nosotros”.

El vicerrector Posso, de la Central, comentó que sí tienen un plan para hacer más eficiente la planta de funcionarios administrativos a largo plazo, basados en la norma. Señaló, que cuando alguien de servicios como limpieza, se jubila, están planeando no reemplazarlo, para optimizar recursos.

A inicios de mes, en entrevista con Radio Visión, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo que los niveles salariales en las universidades pasaron de alrededor de USD 1 900 en el 2016 a USD 2 150 a septiembre. “Hay que regresar a ver casa adentro, discutirse estructuralmente, para evitar una afectación en cupos”.

“El recorte es preocupante”, critica Humberto González, decano de Ingeniería Química de la Central. Este año hubo un incremento de cupos del 10%, es decir, ingresaron 110 estudiantes nuevos a la Facultad. Tendremos problemas con una reducción”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (3)