14 de enero de 2021 12:44

USD 7,4 millones fueron otorgados para programa de inclusión educativa en Ecuador

El fondo busca promover inclusión educativa de más de 100 000 niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad de Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El fondo busca promover inclusión educativa de más de 100 000 niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad de Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Yadira Trujillo

El fondo global para optimizar y fortalecer los procesos educativos en situaciones de emergencia, Education Cannot Wait, ha otorgado USD 7,4 millones al programa multianual de resiliencia para la inclusión educativa de más de 100 000 niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad de Ecuador.

El programa será implementado durante los próximos tres años por parte de Unesco, Unicef, Acnur y organizaciones de la sociedad civil, en coordinación con el Ministerio de Educación, informó este jueves 14 de enero del 2021, Youssef Filali-Meknassi, representante de Unesco, durante el lanzamiento de la campaña 'La educación es el camino'.

Esta última consiste en una campaña comunicacional que busca impulsar el acceso, permanencia, aprendizaje y la promoción educativa, brindando información a las familias, docentes y personal escolar sobre la importancia de apoyar la continuidad de la educación, sobre recursos disponibles para el aprendizaje a través de las distintas plataformas y sobre las facilidades que ofrece el sistema educativo para que los niños, niñas y adolescentes en mayor situación de vulnerabilidad puedan continuar o retomar sus estudios en cualquier momento del año lectivo, explicó Joaquín González Alemán, representante de Unicef.

A nivel mundial, señaló González, el cierre de las escuelas ha afectado al 90% de los estudiantes. En América Latina y el Caribe, el covid-19 ha privado de continuar con su educación presencial al 97%, es decir a 137 millones de estudiantes en la región.

Según las encuestas que Unicef realizó en noviembre del 2020, el 85% de los docentes está en contacto individual con sus estudiantes de manera virtual. Sin embargo alrededor de un 15% de estudiantes mencionó no haber tenido contacto habitual con sus docentes en las últimas dos semanas.

“Esto nos demuestra que debemos actuar urgentemente y priorizar la educación desde todos los sectores de la sociedad para evitar que muchos niños y adolescentes se queden atrás o salgan del sistema educativo”, dijo González.

La representante del sistema de Naciones Unidas en Ecuador, Lena Savelli, dijo que el acceso a la educación se ha vuelto un reto difícil para más de 480 000 estudiantes ecuatorianos que no reciben clases regularmente en este momento.

“A pesar de las clases impartidas por radio, televisión y en línea y de los mejores esfuerzos de docentes, padres de familia y del Gobierno nacional, hay muchos alumnos a los que no se ha llegado. Por la pandemia las familias de niños, niñas y adolescentes han considerado retirar o no matricular a sus hijos, mientras que 90 000 estudiantes ya abandonaron escuelas y colegios”.

Esto, señaló Savelli, se agrava para poblaciones que antes de la crisis ya se encontraban en una situación desfavorable frente al acceso y la permanencia en el sistema educativo como migrantes, refugiados, personas con discapacidad, indígenas, afrodescendientes, entre otros.

De los 4,3 millones de estudiantes matriculados que se registran en Ecuador, 64 000 son de nacionalidad diferente a la ecuatoriana y 47 000 son de nacionalidad venezolana, recordó Giovanni Bassu, representante de Acnur en Ecuador.

“A pesar de que los refugiados y migrantes de Venezuela representan el 2,7% de la población en Ecuador, niños, niñas y adolescentes venezolanos representan únicamente el 1% de los estudiantes matriculados. Eso demuestra que lamentablemente muchos se encuentran fuera del sistema educativo”.

Aunque las facilidades existen no todas las familias están al tanto, dijo Bassu, por lo que el desconocimiento les lleva a no matricular a sus hijos e hijas. Por ello, considera que la campaña La educación es el camino ayudará a que accedan a información sobre acceso a la educación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)