15 de noviembre de 2020 19:27

Dos focos calientes fueron controlados en el incendio de la reserva Cambugán; continuará evaluación

El personal del Cuerpo de Bomberos de Quito hizo un sobrevuelo la mañana de este domingo y verificó que aún había dos puntos de incendio que no sobrepasan los 10 metros cuadrados. Foto: Captura

El personal del Cuerpo de Bomberos de Quito hizo un sobrevuelo la mañana de este domingo y verificó que aún había dos puntos de incendio que no sobrepasan los 10 metros cuadrados. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniela Cevallos
Redactora (I)

Los focos activos de incendio en la zona del bosque protector de Cambugán, ubicado en el noroccidente de Quito, fueron controlados, según reporte del Cuerpo de Bomberos de Quito la tarde de este domingo 15 de noviembre del 2020.

El personal hizo un sobrevuelo la mañana de este domingo y verificó que aún había dos puntos de incendio que no sobrepasan los 10 metros cuadrados. Estos estaban ubicados en medio de dos quebradas en un terreno con pendiente de 85 grados, lo que dificulta el acceso de los bomberos.

La entidad indicó que a través del sistema Bambi Bucket se logró hacer descargas de agua, para combatir los puntos activos y controlar el fuego.

Por su parte, Carmen Mariscal, coordinadora de proyectos de la Fundación Cambugán, indicó que en la mañana también ingresó una brigada forestal de la reserva de Pululahua, quienes informaron que en la cordillera de Samboloma continúan cuatro focos pequeños, pero que están bien controlados.


Se tiene previsto que la brigada vuelva a ingresar el martes 17 para revisar estos focos de incendio. Según Mariscal estos son peligrosos porque se pueden reactivar y propagar, y que por ello es preocupante que aún se mantengan.

La emergencia generó preocupación entre las comunidades aledañas y representantes de fundaciones de conservación ambiental, pues en donde se suscitó el incendio, es considerada unas de las zonas más biodiversas de Pichincha.

Ahí se registran los últimos grupos de monos capuchinos, además, osos de anteojos, pumas, armadillos y una flora nativa única.

Una quema agrícola habría causado el incendio, que se propagó debido a los fuertes vientos y la vegetación seca de la zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)