21 de diciembre de 2020 16:16

En La Floresta funciona el segundo mercado orgánico de Quito

En el mercado de La Floresta se comercializan productos con certificación orgánica. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el mercado de La Floresta se comercializan productos con certificación orgánica. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Sara Ortiz
(I)

Productos orgánicos y agroecológicos se venden de forma permanente en el mercado de La Floresta, en el centro norte de Quito, desde este lunes 21 de diciembre del 2020.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda; el vicealcalde, Santiago Guarderas, y otras autoridades municipales reinauguraron este centro de abastos temático. Es el segundo de este tipo y en donde se comercializan productos con certificación orgánica. El primero funciona en Carapungo (norte) y se denomina La Huerta.

Elvia Sangucho tiene un puesto allí. Cuenta que desde hace cinco años vende en el mercado de La Floresta, pero antes lo hacía dos días por semana. Ahora puede ofrecer sus tomates, remolacha, pepinillo, pimiento y más productos todos los días. “En medio de esta pandemia no teníamos dónde vender, pero ahora en este espacio abierto de lunes a sábado es una forma de incentivar nuestras economías”. La mujer es parte de los programas municipales de agroecología desde hace 10 años y cultiva sus hortalizas en Guápulo.

La Alcaldía informó que la inversión fue de USD 56 400, que se usaron para readecuar el espacio. Los trabajos contemplaron el cambio de cubiertas de policarbonato sobre el patio de comidas, la adecuación de 11 puestos para la exposición y expendio de la mercadería.

También se renovaron los baños y se mejoraron los sistemas de evacuación de agua lluvia y de manejo de residuos. Finalmente, se cambiaron las luminarias por lámparas led para el ahorro de energía.


Rommel Rosero, director de la Agencia de Coordinación Distrital del Comercio (ACDC), destacó el fomento que da la administración municipal a los mercados. “Este es un mercado amigable con el ambiente que genera luz con paneles fotovoltaicos y un manejo adecuado de los desechos orgánicos, aquí existe la gestión participativa de 82 productores que tienen la oportunidad de generar sus ingresos a través de un modelo propio de comercialización”.

Entre los productos que allí se ofrecen están hortalizas, arroz integral, miel de abeja, jabones orgánicos, propolio, etc. Lucía Espinosa, otra comerciante, señaló que en este mercado cada uno de los productores se encarga también de la venta, lo que elimina la cadena de intermediarios. En su caso, ella ofrece productos que son elaborados a partir de la miel de abeja. Quien se encarga de fabricarlos es su hermano y cuenta con una certificación y registro sanitario.

Leonidas Moreno, directivo de la Prefectura de Pichincha, se refirió al trabajo articulado de las dos instituciones para beneficio de la comunidad. “Estamos diversificando el consumo, acercamos productos que antes no había, por ejemplo, de Cocotog, Guayllabamba, Ruta Escondida que son de calidad, a buen precio, y así impulsamos el desarrollo económico en la ciudad”.

El Alcalde destacó que este es un sitio icónico, porque es el primer mercado agroecológico y orgánico de la ciudad, y se reinaugura precisamente cuando el mundo vive una pandemia.

“No podemos olvidar que muchas enfermedades se producen porque no comemos adecuadamente y a veces -para vender más- se utilizan productos químicos que no son los adecuados; pero aquí todo es diferente; para desinfectar se usa ají con agua dulce con azúcar y abono natural para no desperdiciar nada. Es una cadena de expendio directa, no solo para hacer negocio sino para servir a la comunidad”.

Zoila Cunalata, por ejemplo, comercializa hortalizas, legumbres y productos elaborados como tostado, maní, papitas con orégano y ají. “Somos los productores directos, no somos comerciantes. Nosotros sembramos, cosechamos y traemos a la feria nuestros productos”, señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)