20 de octubre de 2017 00:00

El Fisco utilizó oro y bonos del Banco Central del Ecuador

valore
Descrición
Indignado 57
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Evelyn Tapia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno consiguió USD 3000 millones esta semana para financiar la caja fiscal, a través de dos operaciones. Una de ellas incluyó el uso de las reservas de oro y los bonos del Banco Central del Ecuador.

La otra fue una emisión de USD 2 500 millones en bonos soberanos en el mercado internacional de capitales, a 10 años y a una tasa del 8,875%.

La primera se refiere a un crédito de USD 500 millones otorgado por Goldman Sachs Internacional, a través de una operación que incluyó el uso de 300 000 onzas de oro de las reservas internacionales, valoradas en USD 387 millones.

El Banco Central recibió el dinero y luego lo trasladó al Ministerio de Finanzas para financiar el hueco fiscal. Al final del plazo, que son tres años, Goldman Sachs retornará el oro al Banco Central.

Pero la operación también incluyó el uso de USD 650 millones de bonos del Banco Central del Ecuador. Al igual que con las reservas de oro, el banco entregó los bonos a Goldman Sachs, a cambio de monto que rinde un interés.

Previamente, el Ministerio de Finanzas había emitido esos bonos a un plazo de cinco, seis y 10 años, y los había entregado al Banco Central a cambio de títulos de deuda interna por un valor similar, según se detalla en el prospecto de esos bonos, con fecha 16 de octubre.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, confirmó que el crédito con Goldman Sachs incluyó bonos del Central por USD 650 millones. “Esta inversión nos abre la puerta para solicitar a Goldman Sachs un crédito, que necesitamos para cerrar la brecha de financiamiento, a una tasa que sumada a la libor está en 6,12%”, dijo el titular de Finanzas.

El analista Francisco Briones comentó que con la operación, finalmente la deuda no es del Gobierno sino del Banco Central. Por lo tanto, esta no será considerada para el cálculo de deuda consolidada que el Gobierno usa para la medición del límite de endeudamiento.

“Si se denunció un sobreendeudamiento, una desmesura en el gasto y una falta de transparencia en las cifras, por qué se continúa haciendo exactamente lo mismo”, se preguntó.

Pero no solo el Fisco utilizó las reservas para obtener liquidez, sino también el propio Banco Central del Ecuador.

La entidad obtuvo un crédito del Banco Internacional de Reservas de Suiza por USD 200 millones, a un mes plazo y con una tasa anual de 1,44% .

Para concretar esta operación se requirió mantener restringidas 200 000 onzas troy de oro de la reserva.

El Ministro de Finanzas explicó que esta operación se realizó para cubrir necesidades urgentes de liquidez del Banco Central.
“Es solo para nivelar las reservas del Central que están bajas, porque se incrementaron mucho las importaciones, luego de que se eliminaron las salvaguardias”, explicó.

Añadió que otro factor que incidió en la baja de las reservas del BCE fue el anuncio de renegociación de contratos petroleros que hizo Hidrocarburos. “El anuncio de re­negociación paró los flujos, hasta que entre la nueva modalidad en operación no vendes”, puntualizó De la Torre.

La última vez que el Gobierno usó el oro fue en el 2014, cuando realizó esta misma operación, conocida como ‘swap’, con el 50% del oro de las reservas, con lo que recibió un crédito por USD 400 millones a una tasa del 4,3% anual de la misma Goldman Sachs.
Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, comentó que este crédito de liquidez del Central es la consecuencia de que la entidad use sus reservas para financiar al Fisco.

Sostuvo que es necesario que las reservas estén en una posición sólida, porque se trata del dinero de los depositantes: bancos, gobiernos autónomos descentralizados, etc.

“El Central debe tener la capacidad de responder ante los requerimientos de efectivo de los depositantes y no decir: ‘espere que voy a vender estos papeles y le doy su dinero”.

A Ortiz le preocupa que el país pueda cerrar este año con unos USD 6 000 millones de nuevo endeudamiento público. Es una deuda con una tasa de interés del 8% en promedio, lo que quiere decir que va a tocar pagar USD 500 millones en intereses el próximo año.

“Si el Gobierno va a lograr USD 200 millones con los tres puntos de alza del impuesto a la renta, quiere decir que el año siguiente tendrá que subir más impuestos o eliminar subsidios para financiar ese rubro”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (3)