12 de septiembre de 2018 23:31

Fiscalía de Saraguro investiga la muerte de un hombre que estuvo retenido para ser sometido a la justicia indígena

valore
Descrición
Indignado 140
Triste 26
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ángel Marino O., de 52 años, permaneció cuatro días retenido en la comunidad de Tuncarta, perteneciente al cantón Saraguro, provincia de Loja. La madrugada de este martes 11 de septiembre del 2018 falleció, supuestamente, en manos de la justicia indígena.


Dos personas de esta comunidad indígena lo detuvieron la tarde del jueves 6 de septiembre en la parroquia San Lucas, vía a Loja, acusándolo de robo de ganado, por un hecho supuestamente ocurrido hace más de un año.

"Ese día, mi padre iba a vender un ganado de su propiedad", dijo Ruth O. Pero de allí Ángel Marino, mestizo de la parroquia Tenta (Saraguro), fue llevado hasta la casa comunal de Tuncarta para someterlo a la justicia indígena.

El lunes 10 se cumplió la Asamblea Indígena en esa comunidad y allí las dos personas lo acusaron por el delito de abigeato. Los familiares conocen que esa misma noche, el grupo encargado de aplicar el ajusticiamiento, lo sacó de la casa comunal y lo llevó a un lugar desconocido.

Más tarde la familia salió buscarlo y cerca de las 03:00 del martes, a altura del sector conocido como Puente Grande, vía a Cuenca, uno de los habitantes de Tuncarta les contó que el hombre había sido llevado al hospital de Saraguro.

A esa casa de salud había sido trasladado en una camioneta gris en la que viajaban dos hombres y tres mujeres, aún no identificados. Cuando fue ingresado por emergencia casi no tenía signos vitales y presentaba contusiones y laceraciones a nivel de la cintura, brazos, espalda, piernas, pies y manos; además de escoriaciones en el rostro.

Tras confirmase su muerte, el cadáver fue trasladado al Centro Forense de Loja para la autopsia que determinará la causa de su muerte. Desde este miércoles el cadáver de Ángel Marino es velado en Tenta.

La Fiscalía de Saraguro y personal de la Dirección de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) investigan este caso para ubicar a los responsables de este presunto homicidio.

Los familiares pidieron a las autoridades de la justicia ordinaria esclarecer esta muerte y detener a los culpables. “Mi padre era un hombre trabajador, no un delincuente”, dijo su hija. El sepelio de Ángel se cumplirá este jueves 13.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (1)