6 de June de 2009 00:00

La Fiscalía investiga un volcamiento

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ambato
judicial@elcomercio.com

‘Mis tres hijos viajaban en el camión accidentado. Gracias a Dios se salvaron”, narraba entre sollozos Rosa Lojano, madre de tres de los niños que viajaban  en un camión Toyota de placas HBK 282, que la tarde del miércoles   cayó a un barranco de 50 metros.



El PDA ayudará
Los Bomberos  de Guamote, Riobamba y Colta, y habitantes de la comuna de Tablillas participaron en el rescate. Según Guido Mora, jefe de Bomberos de Guamote, el dispensario médico de Cebadas estuvo cerrado.
Según testigos,  la ambulancia de   la comunidad no apareció. Por ello los primeros heridos fueron trasladados en camionetas de la Policía y ambulancias de los casacas rojas a  hospitales de Guamote y Riobamba.
Los dirigentes del  Proyecto de Desarrollo de Área (PDA) de Guamote dijeron ayer en rueda de prensa  que ayudarán a los heridos y familiares del accidente con asistencia psicológica. Además, realizarán un seguimiento para que reciban el seguro de accidentes de tránsito.


La tragedia ocurrió cerca de Guamote, cuando el vehículo cubría la ruta  Cebadas-Tablillas, un tramo de 2 km. En el suceso murieron Franklin N., de 6 años; Gloria N., 9 y Pedro N., de 7, alumnos de la escuela Gonzalo Dávalos de la comunidad de Tablillas. Además, David Parco, conductor.

“Pese a la atención médica, dos niños murieron”, dijo César Ayala, director del Hospital de Riobamba, adonde llegaron los heridos más graves. “10 menores fueron dados de alta, no presentaban mayores inconvenientes”.

La Policía dice que en el vehículo viajaban 40 personas, entre niños y adultos. Pero el agente fiscal de Guamote, Silvio Velasco, tiene dudas de la causa de la tragedia  e inició una indagación previa. Marco Muñoz, jefe de Tránsito de Chimborazo, aseguró que  la Unidad de Investigación de Accidentes de Tránsito (UIAT)  presentará un informe el  martes.

Los hijos de Lojano, de 6, 8 y 16 años, que estudian en la escuela Gonzalo Dávalos, se recuperan en la sala de Pediatría del Hospital.
La mujer, vestida con anaco azul y reboso negro, contaba que los tres salieron al centro educativo, a las 07:00 del miércoles.

Los estudiantes bajaron a pie hasta Cebadas a participar de un agasajo por el Día del Niño. Al final de  la presentación de artistas, los alumnos  caminaron a casa. En el trayecto se subieron a un camión y un kilómetro más arriba, cayeron a un precipicio.

“Estábamos en una minga en el centro de Cebadas cuando llegó la noticia de que un vehículo se accidentó. Todos fuimos a ver lo que sucedía. En la quebrada encontré a mis hijos; fue desesperante, estaban cubiertos de sangre”, expresa la mujer,  en el Hospital. Ayer, 12 pacientes continuaban asilados en esa casa de salud, bajo diagnóstico reservado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)