16 de octubre de 2018 14:48

Fiscalía abrió investigación en contra de la asambleísta correísta Sofía Espín y la abogada de Rafael Correa

A la izquierda, Sofía Espín, asambleísta correísta, y Yadira Cadena, abogada de Rafael Correa. Foto: Asamblea Nacional y API

A la izquierda, Sofía Espín, asambleísta correísta, y Yadira Cadena, abogada de Rafael Correa. Foto: Asamblea Nacional y API

valore
Descrición
Indignado 379
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 149
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Fiscalía investiga cómo se dio la visita de la asambleísta correísta Sofía Espín y la abogada del expresidente Rafael Correa, Yadira Cadena, a la agente de la Policía Diana Falcón, testigo y recluida en una cárcel por el caso Balda.

La apertura de la indagación la realizó la fiscal General Subrogante, Ruth Palacios. A través de un escrito, del pasado 11 de octubre, la funcionaria dispuso que se realicen los primeros procedimientos y recolección de información.

Entre las diligencias, la Fiscalía solicitó que la agente Falcón rinda su versión el miércoles 17 de octubre del 2018, a las 12:000. También se pidió al Foro de Abogados del Consejo de la Judicatura que se certifique si Yadira Cadena se encuentra registrada como abogada y que remita sus datos sobre su matrícula profesional.

Al director del Centro de Privación de la Libertad Femenino de Atención Prioritaria, que funciona en Chillogalo, en Quito, se le pidió que en el plazo de cinco días envíe una certificación sobre el registro de las personas que ingresaron el 24 de septiembre del 2018, en el horario de 08:00 a 12:00, como visita de Falcón. Además que se confirme si la asambleísta Espín y la abogada Cadena constan en el listado de personas autorizadas para visitar a la policía.

A la Asamblea, la Fiscalía solicitó que confirme qué actividades legislativas tenía que participar la asambleísta Espín el 24 de septiembre y si las cumplió o no.

Según Falcón, Espín y Cadena la contactaron en la cárcel y le ofrecieron protección de la ONU, asilo en Bélgica y hasta dinero a cambio de que se retracte de su testimonio en el que señala a Correa como la persona que ordenó el secuestro del exsambleísta Fernando Balda, en el 2012.

Las dos investigadas han asegurado que no hicieron esas ofertas y que simplemente se trató de una “visita humanitaria” para solidarizarse con la agente. Espín agregó que acudió a la cárcel como parte de su trabajo de fiscalizadora. Cadena, en cambio, aseguró que Falcón le pidió que la visite y que todo fue legal.

Tras este hecho, el Ministerio de Justicia denunció que tal ingreso se hizo violando los protocolos. Por eso fue removida la directora del centro carcelario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (118)