12 de abril de 2019 13:34

Plataforma ciudadana entregó 17 100 firmas en Carondelet, se opone a matrimonio igualitario

Carlos Arsenio Larco, en el centro, es el abogado que dejó la misiva al Primer Mandatario. Foto: EL COMERCIO

Carlos Arsenio Larco, en el centro, es el abogado que dejó la misiva al Primer Mandatario. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 29
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A través de una carta, miles de ciudadanos le piden al presidente Lenín Moreno que “haga respetar la Constitución del Ecuador, que en su artículo 67 señala que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer”, manifestó Carlos Arsenio Larco, abogado, que integra la Plataforma ciudadanos y familias unidas por los valores.

La mañana de este viernes 12 de abril, este grupo se concentró frente al Palacio de Carondelet. Y fue recibido por un delegado de la Presidencia de la República. Escuchó a los representantes y les pidió dejar las 17 100 firmas de respaldo a su misiva, según el procedimiento formal.

“No se encuentran en actitud beligerante ante otras orientaciones sexuales. Pero sí están indignados y preocupados”, puntualizó Carlos Arsenio Larco. ¿Por qué? Se oponen a la posibilidad de que la Corte Constitucional de forma indirecta pueda dar paso al matrimonio civil igualitario. Esto es las uniones de parejas del mismo sexo.

Esta mañana, algunos de los asistentes a la manifestación sostenían carteles. En uno se leía un versículo de la Biblia, de Isaías 5:20, que dice: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz; que ponen lo amorgo por dulce y lo dulce por amargo!”. Además, el pastor Santiago Fiallos, del Centro de Adoración Cristiana, y miembros de su iglesia y otros ciudadanos gritaron “Gloria a Dios” y corearon “amén”.

Sin embargo Carlos Arsenio Larco pidió no confundir esa expresión con un hecho religioso. Dijo que representaban a miles, como padres de familia. ¿Por qué se organizaron? Tras la audiencia del 29 de marzo, realizada en la Corte Constitucional. No están de acuerdo tampoco con la decisión del Pleno de ese organismo de negar el pedido de recusación al juez Ramiro Ávila. Él está a cargo de sustanciar una causa. Se trata básicamente de responder a la Corte Provincial de Justicia de Pichincha si es posible aplicar en Ecuador la Opinión Consultiva 24/17, de la Corte IDH, que otorga derechos más favorables a la comunidad de Gais, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexo (Glbti). Esto sin que medien reformas a la Constitución, Ley Orgánica de Identidad y Datos Civiles y Código Civil.

La Corte Constitucional responderá sobre eso a la Corte de Justicia, que tramita una demanda de Efraín Soria y Javier Benalcázar. La pareja del mismo sexo tiene una unión estable, viven ya 12 años juntos y cuentan con uniones de hecho. El primero es activista de la Fundación Equidad, por los derechos de los Glbti. Y ha manifestado su preocupación porque en Ecuador, esta población no tiene los derechos de los heterosexuales, como el de casarse. Eso ocasiona que ellos y sus hijos sean discriminados.

“El juez Ávila no tiene imparcialidad suficiente, han sido evidentes sus expresiones a favor del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Por ética debería evitar pronunciarse. Pero nuestros pedidos no han sido acogidos por el juez Salgado, Ávila tiene un favoritismo, lo ha mostrado”, dijo Carlos Arsenio Larco.

El abogado de esta plataforma contra los derechos al matrimonio igualitario de los Glbti se refiere a que el presidente de la Corte Constitucional, Hernán Salgado, comunicó la decisión del Pleno, que no aceptó el pedido de recusación contra Ávila. Esto porque no tiene relación directa con la causa emprendida por Soria y Benalcázar. Además porque sus criterios sobre causas Glbti los ha hecho como académico, es profesor de la Universidad Andina Simón Bolívar.

En la audiencia, el 29 de marzo pasado, la defensora del Pueblo, Gina Benavides, también se mostró favorable a no negarles la opción a las parejas Glbti. “Es una realidad innegable, que no pasa por el reconocimiento jurídico, se fundamenta como toda relación de pareja en un proceso emocional. Ese principio de realidad se quebranta cuando estas personas ven obstaculizados sus derechos en todos los ámbitos, incluso en la visión que se tiene de ellos, por disposiciones jurídicas que no reconocen derechos garantizados en la CADH, como el derecho al matrimonio”.

La plataforma ciudadana, adelantó el abogado Larco, continuará recogiendo firmas, para entregarlas al Presidente de la República. Insistió en que quienes buscan el matrimonio civil igualitario deben organizarse y presentar un proyecto de reforma constitucional a la Corte y que así se resuelva el tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)