7 de mayo de 2018 01:00

USD 7 702 millones se deben conseguir hasta fin del 2018

La ministra María Elsa Viteri (segunda der.) se reunió el jueves anterior con gremios. Foto: Cortesía CEE

La ministra María Elsa Viteri (segunda der.) se reunió el jueves anterior con gremios. Foto: Cortesía CEE

valore
Descrición
Indignado 40
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Mayra Pacheco y Mónica Orozco.  Redactoras (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hasta el 4 de mayo, el Fisco contrató USD 3 853 millones en financiamiento; es decir, un tercio de lo que requiere este año para cerrar la brecha fiscal. Para el resto del 2018, aún se debe conseguir 7 702 millones, según información del Ministerio de Finanzas.

Para cubrir ese monto, se prevé enviar a la Asamblea esta semana una reforma económica urgente. Con ello, el Gobierno aspira a generar ingresos por USD 624 millones en el 2018. La ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, dijo que la reforma es lo “inmediato” y “necesario” que se debe enviar este momento.

Pero analistas consultados por este Diario mencionaron que a la par de la presentación de este proyecto de ley urgente, el Gobierno debería buscar otras fuentes de financiamiento para cubrir el resto de las necesidades pendientes para el Fisco.

Hasta el 30 de abril, la caja fiscal del Estado tenía disponibles USD 944,1 millones. Este monto resulta “insuficiente”, porque no cubre las demandas a corto plazo, según Jaime Carrera, director del Observatorio de Política Fiscal en el Ecuador.

Cada mes, el Fisco demanda alrededor de USD 2 000 millones para cubrir sus gastos principales. Y en junio, septiembre y diciembre se requieren alrededor de USD 600 millones extras para pagar bonos, deuda pública, intereses y amortizaciones.

Los tributos y otros ingresos generan unos USD 1 500 millones cada mes. Por eso se requieren unos USD 500 millones adicionales, sostuvo Carrera. “De una u otra forma se requiere financiamiento, es imposible que el Gobierno salga con la situación actual. La caja fiscal ya no es sostenible”.

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas debe transparentar el monto déficit fiscal.

El Gobierno señaló el 2 de abril que la brecha llegará a USD 5 867 millones este año, aunque Carrera cree que está en el orden de los 8 000 millones, debido a que los ingresos petroleros, tributarios e ingresos de capital están subestimados.

Además, en este año se requieren USD 5 886 millones para amortizaciones de deuda.

Para financiar la brecha fiscal, Carrera sugiere que se acuda a organismos multilaterales. Otra opción es una emisión en el mercado internacional, aunque en este escenario, dijo que se debe considerar que el riesgo país subió en las últimas semanas a 714.

En estas condiciones, si el país decide colocar bonos tendría que pagar tasas de interés “caras”, que podrían estar en alrededor del 10%, refirió Danilo Albán, analista económico de Analytica Securities.

Para evitar que los mercados vean con desconfianza a Ecuador, Carrera, Albán y Ramiro Crespo (integrante de la veeduría de la examen especial a la deuda pública), señalaron que Finanzas debe cumplir las recomendaciones que hizo la Contraloría en la última auditoría a la deuda.

El órgano de control determinó, el 9 de abril, entre otros temas, que Finanzas presentara a la Asamblea un plan de sostenibilidad fiscal que permita gestionar de manera óptima los recursos públicos y así lograr que el límite de la deuda sea manejable.

Según la entidad, a fines del 2016 la deuda pública ascendió a USD 50 500 millones. Esto representó el 52,54% del Producto Interno Bruto (PIB) de ese año, cuando el límite es 40%.

El monto incluye preventas y otras obligaciones internas que la administración anterior no consideraba como deuda.

Pero Finanzas sostiene que el informe aún está en análisis y de hecho decidió registrar como preventa USD 400 millones que ingresaron a la caja fiscal entre el 1 y el 4 de mayo pasados. La Cartera no ha aclarado hasta ahora si los recursos provienen de una nueva preventa o son los USD 400 millones que estaban depositados desde enero pasado en una cuenta del Banco Central, por una venta anticipada realizada en la administración anterior y cuyos recursos no se habían utilizado.

Para garantizar que se cumpla la meta de ingresos previstos con la nueva reforma, en cambio, los empresarios recomiendan a Finanzas ajustarse a lo planteado por el presidente Lenín Moreno, el 2 de abril.

El proyecto de Ley, según adelantó el Jefe de Estado, incluirá una remisión tributaria para empresas. La medida puede generar USD 600 millones en este año. Pero el Comité Empresarial Ecuatoriano advirtió a Viteri, el 3 de mayo, que si no se incluye un artículo que señale que al acogerse a la remisión el contribuyente no acepta que incumplió con la norma la medida no generará resultados.

Además, pidió mantener el crédito tributario por el impuesto a la salida de divisas (ISD) a partir del 2020. Sin este beneficio el sector productivo pagará USD 330 millones anuales. También solicitó que en la reforma se fije cómo funcionará la eliminación del ISD a medida que mejore la balanza de pagos como se ofreció.

La Cámara de Comercio de Quito cuestionó la decisión de gravar con IVA a los seguros de salud y vida y de no incluir la reforma al mercado bursátil.

En contexto

El 2 de abril, el Jefe de Estado anunció 14 medidas para reactivar la economía, achicar el Estado y cerrar la brecha fiscal. Empresarios creen que el frente económico plantea medidas que contradicen el espíritu del plan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (4)