10 de octubre de 2020 00:00

Siete figuras fuertes, fuera de la papeleta

Líderes de varias organizaciones no se inscribieron a pesar de una alta expectativa

Líderes de varias organizaciones no se inscribieron a pesar de una alta expectativa. Fotos: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 16
Sorprendido 0
Contento 28
Jorge González Franco
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con el cierre del proceso de inscripciones de candidaturas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), quedaron definitivamente fuera de la papeleta siete figuras políticas consideradas como fuertes, pues se habían proyectado como potenciales aspirantes a alguna dignidad nacional.

La lista la conforman Rafael Correa, Pablo Romero, Leonidas Iza, Jaime Vargas, Álvaro Noboa, Jaime Nebot y Otto Sonneholzner.

Algunos de ellos declinaron una eventual postulación antes del inicio de los procesos de democracia interna; otros, en cambio, participaron en las elecciones primarias e intentaron lograr sin éxito una calificación de sus nominaciones.

El analista político Oswaldo Moreno cree que, aunque no estén en una papeleta, serán actores preponderantes en la campaña. “Sin ser candidato se puede ser un gran elector, indudablemente cualquier candidato que llegue a una segunda vuelta va a querer el apoyo de la mayoría de ellos”.

Pero ¿se podría considerar a ese grupo como los primeros grandes perdedores de las próximas elecciones?

Sonnenholzner respondió que nunca oficializó ni lanzó una candidatura y que, tras renunciar a la Vicepresidencia, el 7 de julio, se dedicó a construir un camino de unidad que lo llevó a conversar con al menos ocho precandidatos presidenciales. “Aquí lo importante no es si pierdo o gano yo, aquí lo importante es que gane el Ecuador, que gane el país”.

Recordó que hizo un llamado al renunciamiento pues cree que, con 16 binomios, pierde la ciudadanía porque no tiene opción para analizar las propuestas de cada uno.

No obstante, dijo que hoy hay tres postulaciones consolidadas: Guillermo Lasso, Yaku Pérez y Andrés Arauz. Y reconoció que, de los actores posibles, antes de las primarias, había tres actores con un electorado consolidado por encima del 12% en intención de voto: Jaime Nebot, Álvaro Noboa y él. “Esos votos no se han ido con nadie, están ahí”.

Noboa también había apelado a la unificación de la tendencia para enfrentar al correísmo. En primera instancia anunció su precandidatura, pero días después declinó. Luego, el Tribunal Contencioso Electoral ratificó el proceso de cancelación de su partido, Adelante Ecuatoriano Adelante, con lo que quedó fuera de las elecciones.

Nebot, en cambio, declinó el pasado 25 de junio. El legislador de la lista 6 Henry Cucalón consideró que el exalcalde de Guayaquil no puede ser tildado como un derrotado porque no compitió en una lid electoral. E incluso -precisó- el exalcalde porteño mantendrá un compromiso en el quehacer público y/o partidista, pues apoya una consulta popular de iniciativa ciudadana.

En el movimiento indígena también se rechaza que Vargas e Iza sean considerados como perdedores. Los dos habían declinado participar para cualquier cargo de elección popular con Pachakutik, tras discrepancias con la nominación presidencial de Yaku Pérez. Los dos habían sido incluidos en sondeos de opinión, tras su protagonismo en las protestas de octubre del 2019.

Pero a pesar de la negativa inicial de Vargas, la Conaie sorpresivamente solicitó la semana anterior -sin éxito- que la lista 18 considere a su presidente en la lista nacional de asambleístas. Iza explicó que “hay que ser maduros en la política” y que se está pidiendo “mantener la unidad”, a pesar de que él y Vargas no estarán en la papeleta.

“Vamos a apoyar a Pachakutik, no vamos a entrar a un análisis individual de candidaturas (…) en este momento no queremos indicar una división sobre todo en nuestras estructuras organizativas, hay que bajar las tensiones”.

En el correísmo, en cambio, hay un ambiente de optimismo pese a que Correa no pudo ser inscrito para la Vicepresidencia. El exmandatario quedó inhabilitado tras ser sentenciado a ocho años de prisión por cohecho. Tampoco fue inscrito Pablo Romero para asambleísta nacional, pues está sentenciado a 9 años de cárcel por el caso Balda.

Enrique Menoscal, director de Centro Democrático, dijo que siempre consideraron que el exmandatario no sería inscrito. “Bajo ningún concepto nos damos por perdedores porque las encuestas nos ponen arriba”, acotó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (12)