20 de diciembre de 2020 14:47

Dos fiestas clandestinas con 350 invitados en Tumbaco y San Antonio

En el sector Catequilla, en la parroquia de San Antonio de Pichincha se había colocado una carpa y dentro estaban alrededor de 150 personas, Foto: Cortesía

En el sector Catequilla, en la parroquia de San Antonio de Pichincha se había colocado una carpa y dentro estaban alrededor de 150 personas, Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Betty Beltrán

Las fiestas masivas en Quito se mantienen pese a la pandemia. La noche de este sábado 19 de diciembre del 2020, la autoridad tuvo que suspender dos reuniones con un alto número de menores de edad y, según la Intendencia de Policía, estaban en estado de embriaguez. Esto ocurrió en las zonales Tumbaco y La Delicia, ubicadas en el oriente y norte de la ciudad, respectivamente.

La primera reunión fue pasada la medianoche. Ni los gritos de “viva el cumpleañero” sirvieron para evitar que la fiesta siga. La autoridad paró la música.

Los vecinos del sector Tola Chica, por Tumbaco denunciaron al ECU 911. Y unos minutos después llegó el personal de la Intendencia de Policía y la Policía Nacional, y cuando los asistentes se dieron cuenta de su presencia comenzaron con los gritos para supuestamente festejar al cumpleañero.

Tras la inspección se encontraron con aproximadamente 200 personas, algunas ya en alto estado de embriaguez, contó la Intendencia. Y no se trataba de ningún cumpleaños, sino que era una fiesta que se promocionan como batallas de DJ's.

Entre tanto fiestero se logró ubicar al organizador y le indicaron la prohibición que existe de realizar ese tipo de eventos y que se procedió a la suspensión del mismo y al decomiso de 19 jabas de cerveza y los parlantes.

Más de lo mismo hubo por la parroquia de San Antonio de Pichincha. Resulta que a través de una denuncia ciudadana a la UPC del lugar se logró parar una fiesta en el sector Catequilla, que se desarrollaba en el patio de un predio privado.

Allí se había colocado una carpa y dentro estaban alrededor de 150 personas, de las cuales el 50% eran menores de edad, quienes no usaban mascarilla y algunos en notorio estado de embriaguez, comunicó la Intendencia.

Al notar la presencia de las entidades de control, los muchachos comenzaron a abandonar la carpa; en el control actuaron 62 policías de la Dinapen, Policía Judicial, Servicio Urbano, Migración, UMO y Gom. El trabajo conjunto permitió mantener a las personas en el área adyacente del domicilio para que sean sancionadas por la Agencia Metropolitana de Control (AMC).

Los 10 funcionarios municipales notificaron 46 actos de inicio por no cumplir con el distanciamiento y mal uso de mascarilla. No se logró tomar contacto con la persona responsable de la organización del evento o dueña del lugar.

Como medida cautelar se realizó el decomiso de dos parlantes tipo amplificadores, tres jabas de cerveza, una consola de audio y una carpa. Al final, la caída limpia de la autoridad dio resultados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (21)