23 de June de 2009 00:00

La Fiesta de la Música concluyó al ritmo de funk, cumbia y salsa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Espectáculos 

Tambores, marimbas, trompetas, guitarras eléctricas e  instrumentos sinfónicos le dieron un sonido diverso al  el último día que   La Fiesta de la Música se celebró en Quito.
 
El  centro comercial El Recreo instaló  tres escenarios, a los que  subieron, desde las 12:00, los grupos  Jazz Time Project,  Bird

La variedad en cortos  
En la escena rock   se presentaron  el sábado   Onírica (metal),  Durga Vassago (psychodelic/experimental),  Hijos de Quien (hardcore),  Basca (metal) y  Selva (metal/hardcore).
En La Estación tocaron  Fragua, Celso Arias, Trovando Ando, Pablo Fernández, Max Fierro y  Fernando Aramis Tamayo.
En el Ananké   se presentaron  con DJ Groove, Gabriel Marcel, DJ Niebla FM y  DJ Kon.  En Guápulo estuvo La Treme.
Otros escenarios   fueron el Centro de Cultura, Arte y Pensamiento y la plaza de Carcelén.

Quartet, Ensamble Marimba y Clarinete,  Tambores y Otros Demonios; Jenny Villafuerte,  Arkabuz y  La Mala Maña. Todos atrajeron la  atención del público, que siguió desde el viernes la agenda de La Fiesta de la Música. Pero también se acercaron los  curiosos y compradores del centro comercial.
 
A lo  largo de El Recreo se veían caras conocidas, como la de   Hugo Idrovo  -quien fue a escuchar a sus hijos de Arkabuz-  y la de la cantante Johanne Vance.   Mientras en un escenario Tambores y Otros Demonios hacía bailar a los presentes, otra tarima se alistaba  para  la presentación de la  cantante guayaquileña Jenny Villafuerte.
 
En ese mismo escenario tocó la banda galapagueña Arkabuz, que llenó de funk alternativo el lugar. Cantaron  los temas de su primer disco ‘Vive Libre’, como Camino a Puerto Chino, Alégrate, Filin machín, entre otras. También se escucharon canciones de su próximo disco.
     
El grupo terminó su intervención con dos peticiones del público: Niño de Luz y Melocotón, una canción que puso a bailar a los presentes con su ritmo cumbiero.
 
Pero eso solo hizo calentar un poco al público, que después levantó polvo con el ritmo salsero de La Mala Maña. El conjunto interpretó temas inéditos y varios ‘covers’ de otros salseros, como Decisiones, de Rubén Blades.
 
Estuvieron 11 músicos en escena, entre trompetistas, percusionistas, trombonistas, guitarristas y cantantes, que, además, bailaron  como parte del show.  
 
El sábado también hubo varias presentaciones que dieron espacios al rock, al hip hop, al funk, al reggae y a la canción de autor. A los patios de la Alianza Francesa asistieron -entre otras- la banda Selva (metal, hardcore), que continuó su festejo en El Aguijón.
 
En el mismo escenario hubo   música hip hop con el proyecto la R Verdadera y un espectáculo de   breake dance,  a cargo del grupo  Los Monos Espaciales.
 
La Alianza Francesa concluyó su fiesta el sábado: sonó  la música de Guerrilla Clika,  que presentó a Max Epstein como su nuevo integrante. La banda de funk tocó temas de su disco ‘Crema Royale’.
 
Mientras que en La Estación hubo  canción de autor, a cargo de músicos como Pedro Nicolalde, David Bonilla.... en  Ananké empezó la fiesta  electrónica con varios DJ ecuatorianos.
 
La Fiesta de la Música celebró su inauguración el viernes pasado, con las actuaciones  de la cantante ecuatoriana  Joanne Vance, de la francesa  Ina Ich y de la banda de rock punk nacional  Biorn Borg, que recién lanzó un disco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)