27 de diciembre de 2017 18:49

Fideicomiso de maestros atrajo USD 54 millones en inversión

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Fideicomiso Magisterio Energía Renovable (FMER) anunció la negociación con una empresa norteamericana para generar una inversión por USD 54 millones destinada a la culminación de la Central Hidroeléctrica Sabanilla, ubicada en el cantón Zamora.

Así lo informó el presidente de la Junta del FMER, Juan José Castelló, este miércoles 27 de diciembre del 2017 durante un evento privado que tuvo lugar en el Edificio de las Cámaras, en el norte de Guayaquil.

El inversionista será Power Plant Enhacement Corp, compañía presidida por Mark Pomeranz, y radicada en Florida, Estados Unidos. Se prevé que la construcción y puesta en operación de la central, propiedad del FMER, en un lapso de 18 meses aproximadamente.

Pomeranz afirmó que viajará a Madrid, España, la próxima semana para sostener reuniones con entidades financieras y con ingenieros para confirmar la viabilidad del proyecto.

“Aún no tenemos cifras de cuántos negocios se generarán de esto, ni de cuántos proyectos se derivarán. Pero tengo una visión amplia del futuro y están todos ustedes incluidos”, expresó Pomeranz refiriéndose a los representantes de los 6 529 maestros de las 24 provincias del país adherentes al fideicomiso.

El FMER surgió luego de que el Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME) les hiciera la invitación a los maestros de adherirse a un proyecto de inversión social y propiedad colectiva.

Al inicio se realizó un aporte de USD 12 millones para adquirir 60% del paquete accionario de la Central Hidroeléctrica Sabanilla, con la opción de compra de 100%. Transacción que finalmente sucedió.

Con pequeños y medianos ahorros, los maestros realizaron aportes mensuales. Los fondos, administrados por la Junta del Fideicomiso que integran cinco miembros, alcanzaron cifras de USD 420 millones.

Sin embargo, en el 2014 y de acuerdo con el Proyecto de Ley Reformatoria a la Ley de Seguridad Social y a la Ley del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social para la administración de los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados, debían pasar al Biess los fondos que tuviesen recursos públicos.

El entonces presidente Rafael Correa traspasó el dinero del FCME al Banco del IESS. “Es lo mejor que les pudo pasar a los maestros, ahora sí van a estar seguros sus ahorros”, dijo en esa oportunidad.

Castelló señaló en aquella ocasión que el FCME era una institución de derecho privado, sin fines de lucro, controlada por la Superintendencia de Bancos. Y que desde mayo del 2010 no dependían del Ministerio de Educación para la recaudación de las aportaciones.

En el evento de este miércoles en Guayaquil, Castelló contó que al fideicomiso le tomó tres duros años recuperarse. Para consolidar el FMER y mantener su rentabilidad, se decidió la venta parcial de las acciones de la Central Hidroeléctrica Sabanilla. El 96% de los adherentes votaron por mantener su aporte de capital, mientras que 268 maestros solicitaron la restitución de su dinero.

Ahora, luego de las diligencias con Power Plant Enhacement Corp, esperan la final recuperación de los aportes para que comiencen a generar ingresos. Castelló aseguró que además de la construcción de la Central Hidroeléctrica, entre los planes de inversión están la compra de dos camaroneras (una en producción y la otra para construcción) y en el área de la minería.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)