2 de julio de 2018 18:31

Fernando Balda pedirá prisión preventiva para Rafael Correa

Balda agregó que al no encontrarse Correa en Ecuador se solicitará además que se pida a Interpol inmediatamente su ubicación y captura para que sea traído al país para que responda ante la justicia.

Balda agregó que al no encontrarse Correa en Ecuador se solicitará además que se pida a Interpol inmediatamente su ubicación y captura para que sea traído al país para que responda ante la justicia. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 26
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 51
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El activista político Fernando Balda anunció que este martes 3 de julio del 2018 pedirá junto a su defensa una audiencia de sustitución de medidas cautelares por la prisión preventiva para Rafael Correa. Esto dentro del caso de secuestro que se registró en el 2012 y en el que está vinculado el exmandatario.

Así reaccionó el exasambleísta pasadas las 17:00 de este lunes 2 de julio tras haberse vencido el plazo en el que el exjefe de Estado debía presentarse ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

“Lo único que cabe es que se sustituya las medidas cautelares de presentación cada 15 días por la prisión preventiva por no haber acatado la orden del juez competente”, refirió en rueda de prensa.

Balda agregó que al no encontrarse Correa en Ecuador se solicitará además que se pida a Interpol inmediatamente su ubicación y captura para que sea traído al país para que responda ante la justicia.

Correa debía presentarse este día ante la CNJ en Quito, pero no lo hizo. Sin embargo, el exmandatario se presentó en el consulado de Ecuador en Bélgica. Para Balda esa acción constituye una "burla" para los ecuatorianos.

El exlegislador añadió que también acudirá ante las embajadas de Bélgica y España para evitar se le otorgue asilo político. En la sede de la primera nación, en Quito, dijo que en los próximos días llevará el “expediente completo del caso de mi secuestro para que ellos tengan claro que Rafael Correa no es un perseguido político”.

Mientras, en la embajada de España llevará -dijo- el expediente para demostrar la vinculación de Pablo Romero, exdirector de la Senain, en su secuestro. “Si de ahí ese país decide otorgarle asilo a quienes han cometido graves crímenes de Estado ya es cosa de cada una de esas naciones”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (16)