2 de mayo de 2018 00:00

Balance positivo del feriado en seis zonas de Ecuador

En Esmeraldas, las playas más visitadas fueron las del sur de la provincia, como Atacames (foto). A Pastaza también llegaron visitantes de la Sierra y la Costa. Foto: Cortesía Atacames Tu Destino

En Esmeraldas, las playas más visitadas fueron las del sur de la provincia, como Atacames. Foto: Cortesía Atacames Tu Destino

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 14
Varias redacciones (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El movimiento turístico en el país en estos cuatro días de feriado fue intermitente. Mientras en algunos sitios hubo demanda todos los días, en otros solo fue el fin de semana.

Las primeras apreciaciones de los hoteleros y autoridades de Cuenca, Baños de Agua Santa, Pastaza, Salinas, Montañita y Playas es que el asueto por el Día del Trabajo fue positivo. En otros destinos, como Imbabura, Esmeraldas, Manabí, Napo y Sucumbíos, se registró una ocupación parcial.

Aún está pendiente la evaluación oficial y final del Ministerio de Turismo.

Santa Elena, Salinas y Montañita fueron los balnearios más concurridos el fin de semana. Otros menos tradicionales, como Dos Mangas y Salanguillo, también tuvieron acogida. Así lo indicó el prefecto Patricio Cisneros. “Hemos tenido mucha concurrencia, aunque gran cantidad de visitantes se regresó el lunes durante la tarde. Quizás sea por las clases”.

El 28 y 29 de abril fueron los mejores días para Playas, en Guayas. Esperanza López, presidenta de la Cámara de Turismo, explicó que el fin de semana hubo una ocupación del 90%, el lunes bajó al 40% y ayer fue de 10%. “Este año nos visitaron muchos turistas de la Sierra, que antes optaban por Esmeraldas”.

El sector turístico de Pastaza se recuperó en los dos últimos días. Las autoridades provinciales informaron que los propietarios de los 55 hoteles registraron una ocupación del 80% en las 2 790 plazas.

Los visitantes, en su mayoría, arribaron de Pichincha, Guayas, Azuay, Tungurahua, Napo, entre otras. Pablo Landívar, gobernador de Pastaza, indicó que si bien el cierre de la vía por un derrumbe fue un problema, su rápido despeje ayudó a que el visitante llegara.

Aida Zurita, propietaria de la Hostería El Pigual, indicó que en las tres noches las 30 habitaciones estuvieron llenas.

Baños (Tungurahua) fue visitada todos los días y se estima que las 7 500 plazas de hospedaje fueron ocupadas.

El feriado fue positivo para Cuenca, dijo el presidente de la Asociación Hotelera de Azuay, Juan Pablo Vanegas. “Cubrió las expectativas”. Incluso, consideró que hubo más visitantes esta vez.

Hasta el mediodía del 1 de mayo, aún no había datos de ocupación en los 284 hoteles formales de la provincia del Azuay. Pero señaló que el feriado de cuatro días y eventos como la Cumbre Mundial de Regiones Hambre Cero incidieron en este buen resultado. La mayoría llegó de Guayas, El Oro y la Sierra norte. Calculó que más de 500 asistentes a la cumbre se alojaron en Cuenca.

Baja afluencia turística

En Esmeraldas, una evaluación preliminar de la coordinación zonal 1 del Ministerio de Turismo mostró que los balnearios más concurridos fueron los del sur de la provincia, pero con una ocupación de hasta el 30% en Atacames. En la provincia se esperaban 40 000 visitantes.

En Manabí, los hoteleros calcularon que llegaron 100 000 turistas en los cuatro días.

Patricio Schettini, presidente de la Asociación de Hoteleros de Pedernales, dijo que el feriado no dejó mayores réditos por el inicio de clases en la Costa y porque le antecedieron Carnaval y Semana Santa.

Pedernales fue una de las playas más visitadas, con el arribo de 50 000 turistas, que coparon el 80% de las habitaciones.

El balance preliminar de las autoridades de Napo es que hubo una afluencia similar a la de un feriado corto. Carla Carrión, responsable de Turismo del Gobierno Provincial, indicó que la ampliación del feriado alteró algunas reservaciones. Por ejemplo, al Complejo Turístico Cavernas Jumandi entraron cerca de 1 000 personas, 600 menos que en el feriado de Semana Santa.

El arribo de turistas fue bajo en Imbabura, en comparación con feriados anteriores, según Fausto Giraldo, subdirector de Turismo de la Prefectura. Las ciudades de Ibarra y Otavalo lucieron casi vacías.

Giraldo consideró que estos resultados se deben a los últimos hechos violentos en la frontera norte. Esa situación también afectó a Sucumbíos.

Loly Sevilla, directora de Turismo de la Prefectura, dijo que a sitios como el Parque Nueva Loja llegaron pocos visitantes. “El ingreso ha sido bajo. La situación de frontera nos golpeó duro en este feriado”.

En contexto

Autoridades, dirigentes gremiales y hoteleros estiman que el anuncio repentino de un feriado más extenso alteró las reservaciones. La situación en la frontera norte incidió en una disminución de las visitas, sobre todo en Esmeraldas y Sucumbíos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (7)