6 de noviembre de 2020 13:15

'Quieren que dejemos de rayar sus muros. Fácil: dejen de matarnos'; Cuenca rechaza los femicidios

Al puente Mariano Moreno llegaron mujeres y hombres con flores y velas que fueron colocadas al pie del graffiti. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Al puente Mariano Moreno llegaron mujeres y hombres con flores y velas que fueron colocadas al pie del graffiti. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

El femicidio de Maribel causó conmoción en Cuenca y han reactivado múltiples formas de rechazo. La mañana de este viernes 6 de noviembre del 2020, el puente Mariano Moreno amaneció pintado con la frase “Quieren que dejemos de rayar sus muros. Fácil: dejen de matarnos”.

“Es una frase dura, pero que es necesaria para evidenciar lo que estamos viviendo en Cuenca y el país”, dijo Martha Urgilés, una de las mujeres que no pertenece a ningún colectivo, pero que colocó velas y flores. “Esto duele a todos”.

Maribel, de 26 años y madre de dos menores niños, fue asesinada con 113 puñaladas. Su conviviente, Byron Francisco, es indagado. Él fue detenido por agentes de la Policía Nacional en la escena del crimen y está con prisión preventiva.

Este hecho ocurrió la madrugada del martes 3 de noviembre, al interior de una mecánica, ubicada en la parroquia urbana de Totoracocha. La Policía llegó al sitio por una alerta de robo y en el sitio encontró al hombre, de 38 años, con huellas de sangre y un cuchillo.

En la audiencia de formulación de cargos, la Jueza a cargo del caso acogió el pedido de la Fiscalía y ordenó la prisión preventiva. Para la activista de los derechos de las mujeres, Fernanda Ramírez, estos hechos indignan y duelen y la prisión no es suficiente.

Ella dice que han adoptado múltiples medidas, porque el Estado debe hacerse responsable de todos los femicidios ocurridos en lo que va del año en el país, porque no hay políticas claras. “Pedimos a los entes de justicias soluciones efectivas frente a estos asesinatos”, dijo Ramírez.

El puente Mariano Moreno divide a la Cuenca antigua de la moderna. Es uno de los pasos obligados hacia el Centro Histórico y soporta una importante afluencia de personas. A este sitio llegaron mujeres y hombres con flores y velas que fueron colocadas al pie del graffiti.

Esto llamó la atención de los transeúntes y algún acompañaron en la vigilia. En cada rosa se colocó un corazón con el nombre de las víctimas de femicidio en Cuenca como Maribel, Cristina, Katherin, Gladys, Yomira, Mélani, Marilín, entre otras.

Diferentes colectivos de defensa de la mujer también se concentraron en los bajos de la Fiscalía y realizaron un plantón de rechazo a los asesinatos registrados en Cuenca y el país. “Tocan a una y respondemos todas”, coreaban los presentes. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (12)