29 de diciembre de 2020 21:51

Las 45 familias de Los Ajos, en el cantón San Lorenzo, aún esperan la ayuda tras ofrecimientos

Los técnicos del MIES DE San Lorenzo realizaron trabajos de campo en Los Ajos con La finalidad de conocer el número de familias y dar asistencia a quienes perdieron a sus familiares. Foto: Cortesía Mies San Lorenzo.

Los técnicos del MIES DE San Lorenzo realizaron trabajos de campo en Los Ajos con La finalidad de conocer el número de familias y dar asistencia a quienes perdieron a sus familiares. Fotos: Cortesía Mies San Lorenzo.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

Las familias del recinto Los Ajos, en la parroquia Urbina, del cantón San Lorenzo, reciben atención del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), y de Desarrollo Comunitario del Municipio, pero quieren saber en qué van a trabajar, ya que se clausuró el campamento minero ilegal en ese poblado.

El pasado 18 de noviembre de 2020, un deslizamiento de tierra en una de las minas de Los Ajos sepultó a cinco personas. Todas las familias se dedicaban a esa actividad.

A través del Municipio de San Lorenzo se entregan químicos para potabilizar el agua. Además, a través de cuatro proyectos productivos impulsados por la Alcaldía de San Lorenzo y el MIES se da acompañamiento a las familias que perdieron a parientes.

El director del MIES en San Lorenzo, Alejandro Medrano, explica que en Los Ajos se realizó el levantamiento de información para conocer el número de familias y brindar apoyo.

Los técnicos del MIES DE San Lorenzo realizaron trabajos de campo en Los Ajos con La finalidad de conocer el número de familias y dar asistencia a quienes perdieron a sus familiares. Foto: Cortesía Mies San Lorenzo.


En esa comunidad hay 45 familias de las cuales 35 reciben el bono de desarrollo humano. Con ellas trabajan los técnicos del MIES.

Un informe del Ministerio del Ambiente y Agua recomienda incrementar los operativos en la zona minera de Los Ajos, luego de haber hecho las inspecciones.

Según el MAE se evidenciaron actividades en dos frentes de explotación ilegal, con dos campamentos, que tenían casas de madera con plásticos.

En el primero se observaron cinco piscinas recién abiertas de 15 metros de profundidad aproximadamente y de 60 metros de diámetro con un desbroce de la capa boscosa primaria de 5,64 hectáreas y maquinaria abandonada, como bombas de subsunción de agua y clasificadoras tipo Z.

En el segundo frente minero se encontraron 10 piscinas de 20 metros aproximadamente de 50 a 70 metros de diámetro, que aparentemente tenían tres meses de haber sido explotadas, con un desbroce de la capa boscosa de 8.60 hectáreas y la clasificadora tipo Z abandonada y oxidada.

En ambos frentes mineros se observó el uso de mercurio y la presunta afectación de las fuentes hídricas y recurso suelo. Se evidencia lodo de color gris plomo, el cual se encuentra en todo el estero que pasa por las minas.

Los dos frentes mineros no poseían rótulos con nombre y código minero del área visible. En el lugar se encontraron alimentos no perecibles, maquinarias y equipos abandonados.

El informe técnico fue remitido a la Unidad de Apoyo y Asesoría del MAE, con la finalidad de realizar las acciones judiciales en la Fiscalía, que hasta el momento no se han iniciado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)