21 de enero de 2021 15:20

Un mes sin Lisbeth Baquerizo; una misa en medio de la exigencia de Justicia

Agentes de la Fiscalía investigan los hechos en torno a la muerte de Lisbeth Baquerizo, quien sería víctima de femicidio. Foto: Cortesía Fiscalía

Agentes de la Fiscalía investigan los hechos en torno a la muerte de Lisbeth Baquerizo, quien sería víctima de femicidio. Foto: Cortesía Fiscalía

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Fernando Medina (I)

Familiares y amigos de Lisbeth Baquerizo llegaron este jueves 21 de enero del 2021 a la iglesia de La Merced, en el centro de Guayaquil. Allí se realizó la misa por el primer mes de su muerte.

Su madre Katty Muñoz recordó que el pasado 21 de diciembre del 2020, Lisbeth fue hallada sin vida en una casa en la vía a la Costa. Su esposo inicialmente dijo que se cayó de las escaleras. Pero los informes médicos revelaron que murió tras recibir un golpe con un objeto contundente en la cabeza.

Desde entonces, el esposo de Lisbeth se convirtió en el principal sospechoso de su asesinato. Pero para la familia esto no es suficiente. Silvio Enríquez, abogado de los familiares de la joven de 30 años, dice que en un mes el trabajo de la Fiscalía no ha dado resultado.

Primero, porque hasta el momento el esposo de la víctima no ha sido procesado penalmente. La Fiscalía aún espera la fecha y la hora para realizar la audiencia de formulación de cargos en contra del sospechoso.

Lo único que está en firme es una boleta de detención con fines investigativos en contra del hombre. Sin embargo, eso no impidió para que saliera del país. La Fiscalía tiene información que estaría en Colombia.

El pasado 12 de enero del 2021, familiares de  Lisbeth Baquerizo realizaron un plantón en los exteriores de la Fiscalía del Guayas. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El pasado 12 de enero del 2021, familiares de Lisbeth Baquerizo realizaron un plantón en los exteriores de la Fiscalía del Guayas. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO


Una situación similar sucede con los padres y un hermano del sospechoso. Sobre ellos también pesa unas boletas de detención con fines de investigación. El pasado 14 de enero, la Policía acudió a sus domicilios para efectivizar esas órdenes de captura, pero ya no los encontró. Actualmente, su ubicación es desconocida.

De allí que para el abogado Enríquez, no ha existido agilidad en las investigaciones. Él recuerda que los padres del esposo de Lisbeth fueron convocados por Fiscalía el pasado 12 de enero. Ese día, los dos debían rendir sus versiones de los hechos relacionados con la muerte de su nuera. La suegra de Lisbeth estaba citada a las 09:00, pero a esa hora hubo una amenaza de bomba en las oficinas de la Fiscalía y la diligencia se suspendió. A las 11:00 de ese mismo día debía dar sus declaraciones el suegro de la víctima, pero no se presentó.

Todos estos aspectos generaron que el abogado Enríquez entregara un oficio en la Dirección de Transparencia de la Fiscalía. En el escrito solicitó más celeridad en las actuaciones de los agentes investigadores. También pidió que les informen la identidad de la funcionaria de la Fiscalía que está siendo indagada por actos de corrupción en este mismo caso.

Este último dato se conoció luego de un allanamiento que agentes realizaron a las instalaciones de la Fiscalía de la Merced, el pasado 15 de enero. Según un comunicado de la entidad, se incautaron equipos electrónicos y celulares de una funcionaria por posibles irregularidades.

“Todo nos enteramos por redes sociales. La Fiscalía no nos comunica nada, por eso presentamos el oficio antes de ayer”, señaló Enríquez.

Mientras la parte judicial avanza, la familia de Lisbeth recordó su vida a través de fotografías. En una de las imágenes aparece ella con su vestido de novia. La joven está feliz por el día de su casamiento, en noviembre del 2019. Su matrimonio se celebró en la misma iglesia en la que hoy se realizó la misa por el primer mes de su muerte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)