28 de noviembre de 2019 00:00

Falta de señalética confunde a pasajeros en el sector de El Trébol

Pasajeros que llegan a El Trébol desde Mejía y Los Chillos se habitúan a los cambios. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En el intercambiador siguen las obras para mejorar el flujo vehicular y peatonal de El Trébol. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 2
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los usuarios de los buses que circulan por el sector de El Trébol, centro de Quito, todavía no se acostumbran a los cambios en la circulación, que se aplican desde el 21 de noviembre pasado.

Las reformas geométricas y la colocación de señalética horizontal y vertical tomará dos semanas más, según Jaime Erazo, gerente de Operaciones de Movilidad de la Epmmop. Hasta el momento se avanza con la reubicación de dos paradas y el arreglo de dos más. También habrá dos nuevos semáforos peatonales y vehiculares, que se conectarán con seis que ya había en ese sector.

Mientras tanto, los pasajeros que llegan desde Los Chillos y que no saben por dónde caminar para realizar su transbordo reciben la guía de los comerciantes que ofrecen dulces, sánduches, jugos, cigarrillos y otros productos.

Patricio Velasteguí trabaja en El Trébol desde hace unos 35 años. Él debió mudarse a la parada por donde pasan los buses que van hacia el norte, por la avenida Velasco Ibarra, o se dirigen hacia La Marín.

Falta de señalética confunde a pasajeros en El Trébol


El comerciante relata que esas líneas circulaban antes por la misma parada de los buses que vienen desde el valle de Los Chillos (Vingala, Libertadores, Termasturis) y Mejía.

Considerando los cambios, Velasteguí espera que se hagan adecuaciones, como volver a las piletas que existían antes de marzo del 2008, cuando se formó un agujero gigante que obligó a cerrar dos de las cuatro ‘hojas’ de El Trébol. Había baterías sanitarias, guardias y quioscos. “La gente se sentía a gusto. Ahora faltan gradas, señalética e información”.

Los trabajos viales tienen un costo de USD 50 000 e incluirán información sobre las líneas de buses que circulan por la zona y señalética horizontal y vertical para organizar el tráfico. Erazo explica que el plan es activar las cuatro ‘hojas’ de El Trébol en su funcionamiento original, antes del colapso de un colector hace 11 años.

Según el funcionario, se analiza reorganizar parte del contraflujo desde y hacia el valle, pues actualmente en las mañanas se habilitan cuatro carriles desde esa zona hacia Quito y una en sentido contrario. Debido a que eso causa congestión, se planea cambiar a una fórmula de tres y dos carriles, para equilibrar el flujo.

Velasteguí y otros vendedores tienen papeles que muestran una infografía sobre los cambios en El Trébol, y las entregan a algunos transeúntes confundidos que todavía no se familiarizan con ellos.

¿Cuáles son los cambios en el sector de El Trébol? EL COMERCIO te los explica. Captura video


Anahí Saltos
viaja a diario del valle hacia Quito. Cuenta que estaba acostumbrada a bajarse de un bus y subirse a otro. “Ahora toca caminar un montón y pasar bajo ese puente, que me da un poco de miedo porque es peligroso y oscuro”.

Ella ya aprendió cuál es el nuevo lugar de su parada, pero otras personas como Margarita Quezada, quien este miércoles 27 de noviembre del 2019 llegó desde Tambillo y debía ir a la Universidad Central, miraba hacia varios puntos para ubicarse mejor y saber hacia dónde ir. “Llegué y los buses no asoman. Me dijo la señora de los dulces que venga por aquí, pero aún estoy perdida”.

En la parada a la que arriban los buses del valle y del cantón Mejía trabaja Norma Alquinga, quien lleva 20 años laborando ahí y recibe sonriente a la gente que pregunta por los cambios. Ella también espera que se realicen adecuaciones en el espacio público, para mayor comodidad de vendedores y usuarios del transporte.

Ella fue quien dio pistas a Pilar Carvajal, quien llegó desde el barrio Orquídeas para tomar un bus que le conecte con otro hacia la Portugal y Eloy Alfaro. Debía estar allí a las 09:00, pero eran las 09:10 y aún no sabía adónde ir, pues a la confusión se sumó el tráfico que le hizo llegar tarde a El Trébol.

Se calcula que por este sector se movilizan alrededor de 8 000 vehículos cada hora; y las reformas, según la Epmmop, tienen el objetivo de dar fluidez al tránsito. También se realizarán trabajos de jardinería y otras obras para mejorar los espacios verdes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)