8 de September de 2009 00:00

La falta de actividad y la suplencia quitan ritmo a 5 tricolores

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

En el último minuto del partido en el Atanasio Girardot de Medellín, el mediocampista colombiano Giovanni Hernández dribló al ecuatoriano Giovanny Espinoza y lo superó con velocidad.

Al zaguero de la Tricolor le faltó velocidad para detener a Hernández, quien realizó un pase que terminó en el segundo gol de la victoria (2-0) de Colombia sobre Ecuador. La ‘Sombra’ es titular en la Selección ecuatoriana, pero en su nuevo club, el Birmingham  de Inglaterra, es suplente.

Espinoza fue fichado por el club de la Liga Premier el 25 de julio. Sin embargo, desde esa fecha, ha permanecido sin disputar un encuentro oficial. Antes actuaba en Barcelona y era titular.

Una situación similar atraviesan los seleccionados Segundo Castillo, José Francisco Cevallos (Liga de Quito) y Pablo Palacios (Barcelona), también perdieron la titularidad en sus clubes. Christian Benítez, también del Birminghan, es suplente.

Los cuatro jugadores, además de Espinoza, actuaron en el juego ante Colombia como estelares. Pero su desempeño fue opaco en relación a los dos últimos encuentros eliminatorios, ante Perú y Argentina.

¿Hasta qué punto la inactividad de los jugadores puede minar su desempeño en el campo de juego? Dos  especialistas consultados por este Diario coinciden en que la falta de partidos oficiales sí influye en el rendimiento.

Giovanni Mera, técnico ecuatoriano y ex seleccionado, estima que el principal efecto recae en el aspecto futbolístico. “En el caso de los seleccionados, ellos son jugadores de élite y alta competencia. Por eso, tienen un entrenamiento exigente en sus clubes. Sin embargo, la falta de ritmo puede afectar en el aspecto táctico y futbolístico”, asegura el DT.

Duffer Altman, ex preparador físico de la Selección, es más cauto. El especialista, quien trabajó con los entrenadores Dussan Drascovic y Francisco Maturana, dice que si existe un buen entrenamiento el jugador puede rendir con acierto.

Sin embargo, reconoce que cuando el jugador es suplente hay un desbalance. Ese es el caso de Espinoza. “Si no es titular en su club, debe ser porque le falta condición física. En Europa existe una alta preparación y los jugadores actúan solo cuando están en condiciones”.

Altman asegura que lo más importante para el futbolista es un partido oficial. “Por eso, si no está haciendo lo que más le gusta, su desempeño pudiera  reducirse hasta en un  80%”. 

Los seleccionados ecuatorianos, alternantes en sus clubes, cumplen un alto nivel de entrenamiento. Benítez es un ejemplo. El delantero llegó al Birmingham en julio y su club juega  dos veces por semana en el fútbol inglés.

El ‘Chucho’ ha sido convocado a todos los partidos desde su llegada a Inglaterra. Pero ha ingresado como alternante cuatro veces. En las actuales eliminatorias ha marcado en dos ocasiones. 

Segundo Castillo es el caso más evidente. El corpulento volante, figura en la Tricolor, fue uno de los puntos más bajos de Ecuador ante los cafeteros. El esmeraldeño lleva  más de dos meses sin jugar partidos oficiales tras salir del club inglés Everton.  

El volante se entrenó en El Nacional de Quito por 25 días. Hace dos semanas fichó por el ascendido Wolverhampton. Sin embargo, aún no debuta. Cevallos se alterna  la titularidad con Alexander Domínguez, en Liga, y Palacios perdió la titularidad hace dos partidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)