4 indicadores muestran una baja en los casos de covi…
Germán Rodas, una vida llena de lucha social
Coronel Max Rojas: ‘El 51% de las muertes ocur…
Pedro Gil: ‘La poesía pasa a ser una forma de …
Escenario incierto en la Asamblea para proyecto económico
La deducción de gastos se reemplazaría por un ‘…
Las casas de acogida resisten a la pandemia y a la f…
Guayaquil y Ambato abren más espacios para la vacuna…

Falso religioso explotaba sexualmente a migrantes venezolanos en Colombia

Cientos de venezolanos cruzan diariamente a Colombia por la crisis que atraviesa su país. Algunos migrantes han denunciado ser víctimas de explotación sexual. Foto: EFE

Cientos de venezolanos cruzan diariamente a Colombia por la crisis que atraviesa su país. Algunos migrantes han denunciado ser víctimas de explotación sexual. Foto: EFE

Cientos de venezolanos cruzan diariamente a Colombia por la crisis que atraviesa su país. Algunos migrantes han denunciado ser víctimas de explotación sexual. Foto: EFE

Las autoridades colombianas capturaron este jueves 18 de octubre del 2018 en Barranquilla a un hombre que se hacía pasar por sacerdote y supuestamente tenía encerrados a siete migrantes venezolanos, a quienes obligaba a grabar escenas de sexo que transmitía por Internet y por las cuales cobraba dinero.

En un operativo conjunto de la Policía y la Fiscalía fue capturado José Luis Aduén Uribe, quien es investigado por los delitos de constreñir a la prostitución y concierto para delinquir.

Aduén fue detenido luego de que una de las personas que supuestamente tenía retenida logró escapar y denunció ante las autoridades la situación.

Durante el allanamiento fueron encontrados en el sitio donde estaban encerrados los ciudadanos venezolanos, ubicado en el barrio Los Andes de Barranquilla, computadores, cubículos y mobiliario para grabar las escenas sexuales.

Según las denuncias presentadas por los retenidos, Aduén Uribe se hacía pasar por integrante de una comunidad religiosa y les ofreció trabajo, por el cual les pagaría 70 000 pesos diarios (unos USD 22,6). Con engaños los llevaba a un inmueble en donde los obligaba, a base de chantajes, para que tuvieran sexo entre ellos, que sería transmitido por Internet.

Las víctimas denunciaron que el capturado los mantenía cautivos y bajo la amenaza de que iban a ser denunciados ante las autoridades migratorias dada su condición irregular de permanencia en Colombia.

Asimismo afirmaron que debían pagarle por la alimentación y el alquiler del inmueble en donde se encontraban.

Luego de ser presentado ante un juez, Aduén será llevado a audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, donde se definirá si es recluido en una cárcel.

Suplementos digitales