12 de September de 2009 00:00

Fabricio Correa ‘indignó’ al Gobierno

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

Desde hace tiempo que los hermanos Rafael y Fabricio Correa no se hablan. Cualquier lazo de comunicación está roto. Ni siquiera su madre, Norma Delgado, puede acercarlos. No sabe por quién tomar partido.

Así lo aseguran allegados al Presidente de la República. También quienes trabajan con Fabricio, el empresario y hermano mayor. Desde junio pasado, cuando estalló el escándalo de los millonarios contratos que las empresas vinculadas a él habían tenido con el Estado, Fabricio Correa se ha convertido en un incendio que el Gobierno no ha logrado sofocar.     



En el círculo rosa hay  funcionarios que  cambiaron  su nivel de vida. Cambian de carro, de casa y hasta de esposaPierina Correa, también hermana del Presidente de la República, da fe del mal estado de la relación. “En este momento el tema está muy sensible y tratamos como familia evitar que se profundice la confrontación. Esperamos que poco a poco se vayan limando las asperezas y que sanen las heridas, que será lo más difícil”.

Sin embargo, el tiempo no parece un factor esperanzador. Por el contrario, aviva el fuego. Con el pasar de las semanas, Fabricio Correa punza con más fuerza dentro del Régimen.

De las declaraciones anecdóticas, como las del “círculo rosa que rodea al Presidente”, pasó esta semana a palabras mayores. Ahora habla de corrupción y espionaje en Carondelet. De  ineficiencia en la ejecución de obras, sobre todo de  las que se contrataron a través de decretos de emergencia. Y que el proyecto de revolución  que lleva a cabo su hermano Rafael  parece “a un  sexto velasquismo”.



El audio (de Fernando Balda) circulaba como boleta de circo. Le hice llegar a mi hermano una copia con mi hijoComo lo aseguraron ayer en el debate radial de la Cadena Democracia, los analistas Simón Pachano, Felipe Burbano de Lara, y Farith Simon, estas  debieron golpear con fuerza  al Presidente, porque atacaron  la razón de existir de este Gobierno: la ética.

Llevar el enfrentamiento a estos niveles, se aseguró en ese debate radial, puede minar la credibilidad de Rafael Correa y afectar su proyecto político. 

Como si se tratara del más implacable de los opositores, Fabricio Correa asegura que hay enriquecimiento ilícito en el círculo cercano al Mandatario. No da nombres ni presenta documentos. Es un ruido que permanentemente aparece, para  atacar a los hermanos Alvarado o al secretario jurídico, Alexis Mera.   



¿Quién es el único que ingresa a la oficina de Rafael sin ser revisado? Alguien íntimo como Ricardo (Patiño)Sin embargo, gente cercana al polémico empresario dice que la opinión pública, si quiere descubrir cuánto se han enriquecido, supuestamente quienes rodean al Jefe de Estado, debe volver sus ojos a la construcción del  4to Puente en Guayaquil o a los contratos con la Corporación Reguladora del Manejo Hídrico de Manabí (CRM).  Es un rompecabezas que Fabricio Correa arma pieza por pieza, sin dejar cabos sueltos en los lados flacos de la administración de su hermano.

De allí que asegura que las denuncias de espionaje interno en la oficina presidencial, que formula Fernando Balda, no son tan descabelladas como las sostiene el Mandatario. Su hermano no duda del equipo de seguridad del Presidente, que -dice- trabaja bien. Los reparos que pone son para el funcionario que, a su juicio, es conocido por esta actividad. Deja entrever que es el ministro Ricardo Patiño.



Este Gobierno pone la primera piedra para que no se le vuele el discurso. No hay obra que inaugurar  hace 2 años
Fabricio Correa
Hermano del Presidente En el Palacio de Carondelet se sintió la indignación entre  sus más altas autoridades. El ministro Patiño, tras una reunión de Gabinete, salió a las cámaras para rechazar estos cuestionamientos. “Queremos dejar claros algunos aspectos de la telenovela”.

Según Patiño, la terminación unilateral por parte del Gobierno de los contratos que Cosurca, cercana a Fabricio Correa, mantenía con el Estado, desbaratan la tesis de que el Presidente estaba al tanto de todos esos procesos.

Más bien, Patiño insiste en que Fabricio Correa defiende sus intereses de empresario. “Una cosa es tener negocios, afán de lucro, y otra es que la codicia le permita ofender a su hermano y Presidente. Ningún ecuatoriano puede entender eso”, concluyó.

Fabricio Correa, de otra parte, ha decidido incluir en sus ataques al Régimen temas sensibles para las masas populares. La carestía de la vida y la crisis económica - asegura- están afectando la popularidad de su hermano. 

La metáfora del sexto velasquismo fue de las que más efecto generó al interior de la Presidencia de la República. Patiño dijo estar indignado. “Se decía que Velasco Ibarra era muy honrado y que sus ministros y allegados los que se enriquecían. Eso no lo podemos aceptar desde el Gobierno. Yo contesto al señor Correa en nombre del Señor Presidente”.

El caso Cosurca

El 10 de junio diario Expreso reveló que el hermano del Presidente, Fabricio Correa, tenía contratos con el Estado por más de USD 80 millones. Además, señaló que sus empresas estaban constituidas en un holding en Panamá, como empresa de papel.

El 14 de junio el presidente Correa pidió a la Contraloría que se pronuncie sobre los contratos que tenía su hermano con el Estado y que determine si hubo o no  irregularidades.

El 16 de julio la Fiscalía abrió una indagación previa. Se investiga un perjuicio al Estado.

El 3 de septiembre el ministro (e) de Obras Públicas, David Ortiz, firmó la terminación unilateral de los contratos. Cosurca presentó una demanda arbitral. La Contraloría determinó que sí hubo irregularidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)