24 de julio de 2019 18:01

Peguche replantea la decisión de dar un ultimátum a extranjeros en la parroquia

Desde mañana se retomarán los operativos de control en la parroquia, como el último que se realizó el jueves anterior (foto)  Cortesía Comisaría Nacional de Otavalo

Desde el próximo jueves 25 de julio de 2019 se retomarán los operativos de control en la parroquia, como el último que se realizó el jueves anterior. Foto: Cortesía Comisaría Nacional de Otavalo

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Washington Benalcázar
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La disposición de que todos los extranjeros que se encuentran en Miguel Égas Cabezas (Peguche) abandonen esta parroquia del cantón Otavalo, en la provincia de Imbabura, fue modificada. La mañana de este 24 de julio del 2019 el Consejo de Cabildos de esta localidad, que aglutina a siete comunidades y siete barrios, decidió variar la resolución que emitió tres días antes, luego de aplicar la justicia indígena a tres ciudadanos de Venezuela, acusados de robar un carro.

Durante una deliberación en el que participaron los dirigentes indígenas, la Junta Parroquial, la Defensoría del Pueblo, la Comisaría Nacional y el Municipio de Otavalo se revisó la medida inicial. Esta señalaba que los foráneos que se encuentran de paso o residen en la parroquia debían abandonar el poblado en un plazo de tres días, luego de ser notificados.

Sin embargo, se analizó que esta medida podría afectar al turismo, una de las actividades principales de Miguel Égas, de Otavalo y de Imbabura. Así como también a las familias de migrantes que no han causado problemas y más bien contribuyen al desarrollo local.

La autoridades realizan controles en la parroquia. Foto: Cortesía Comisaría Nacional de Otavalo

La autoridades realizan controles en la parroquia. Foto: Cortesía Comisaría Nacional de Otavalo

Es por ello que se dispuso que salgan solamente los extranjeros que han ocasionado incidentes y que se encuentran en condición migratoria informal. Así señaló Marcelo Yacelga, presidente de la Junta Parroquial de Miguel Égas Cabezas.

También se solicitó que los funcionarios de la Comisaría Nacional y del Municipio de Otavalo realicen operativos para verificar que los locales que ofrecen alojamiento tengan los papeles en regla. De caso contrario deberán regularizar su funcionamiento o cerrar. De acuerdo a los dirigentes estos serían los supuestos puntos de la inseguridad en la parroquia.

La madre de dos de los tres implicados en el robo llegó hasta el lugar y solicitó al Consejo de Cabildos que se permita a sus hijos quedarse en la comunidad de Peguche, en donde residen desde hace cuatro años. Reconoció que cometieron un error por lo que fueron sancionados.

Mañana, a las 10:00, se conocerá la resolución que tome la máxima organización de la parroquia respecto a este último tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (1)