30 de September de 2009 00:00

Otro extranjero fue abatido en Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial  
judicial@elcomercio.com

El cuerpo del iraní  Mohammad-Reza Hedayati estaba tendido en el asiento del  copiloto de un  Chevrolet Optra de placas PXU-785. Ayer, él fue otra víctima  de la violencia en el país. El hombre, de 44 años, era el tesorero del Casino del Hotel Quito, y fue abaleado en la av. La Coruña.



No al porte de armas
Los ministerios de  Gobierno y de Defensa firmaron  el 30 de junio el  Acuerdo Interministerial 001, que sanciona a quienes transitan con armamento.
Entre enero de 2006  y abril de 2009,  se otorgaron 104 232 permisos para portar armas. El registro compete a la Policía.
Un estudio de la Facultad  Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso)  reveló que 15 de cada 100 000 habitantes mueren asesinados con armas de fuego anualmente en Ecuador.En menos de un mes, es el segundo extranjero victimado por desconocidos en el nororiente de la capital. El 12 de septiembre, la joven francesa Charlotte Mazoyer recibió el  impacto de una bala cuando caminaba cerca de su lugar de residencia, en Guápulo, y las indagaciones de la Fiscalía determinan que ese asesinato  fue ejecutado por delincuentes.
 
Pero la muerte de Hedayati, al parecer, tuvo motivos económicos. Según la Policía, ayer, pasadas las 12:00, acudió a un banco cercano al Hotel Quito para realizar una transacción. Lo acompañó  como conductor el jefe de seguridad del Casino, Luis Mera.
      
Él contó  que   en la av. La Coruña, antes de llegar a la Whymper, fueron interceptados por otro auto  Chevrolet  plata. Los pasajeros sacaron armas de fuego, rompieron el vidrio del copiloto, dispararon e intentaron arrebatarle un maletín que Hedayati tenía sobre las piernas, con más de USD 44 000. 
 

La Policía sospecha que  los asaltantes conocían la ruta que iban a seguir los trabajadores del Casino.  El Jefe de Seguridad arrancó el vehículo hasta su lugar de trabajo, para auxiliar a su compañero, pero Hedayati, quien impidió que le quitaran el dinero, murió en el trayecto.

Desde el 30 de junio rige en Ecuador una prohibición para portar  armas de fuego. Sin embargo, los asesinatos  con ese tipo de artefactos no cesan. Según las estadísticas de la Policía Judicial, los homicidios en el país crecieron en un 4% en comparación con el año pasado.  1 684 asesinatos se registraron de enero a agosto del año pasado y  1 761en el mismo período de este año.

Otra víctima fue José  Asitimbay, militante de Alianza País. Ayer, cerca de las 16:00, fue asesinado  dentro de la parada de enlace entre la Metrovía y la Ecovía, en la av. De la Prensa, en el noroccidente de Quito. Un desconocido le disparó en la cabeza. La Fiscalía conoció el caso y recibió una primera hipótesis de la Policía: se descarta que se trate de un robo.



4% aumentó en un año el índice de asesinatos en el país, entre enero y agosto, dice la Policía.La misma hipótesis se plantearon los agentes tras el asesinato de la francesa Charlotte Mazoyer, ecóloga de 27 años,   disparada por la espalda el sábado 12 de septiembre. Ahora se sospecha que al menos dos automotores se usaron para el crimen.

El fiscal de la Unidad de Delitos Contra la Vida, Henry Estrada, quien lleva el caso,      tiene indicios de que  en el vehículo de placas PBC-9671 y en  el vehículo marca Hyundai G4EE8120148   “varios antisociales   se trasladaban por la ciudad, para en el sector de Guápulo, aproximadamente a las 19:00, dar muerte a   Mazoyer”.
   
El Fiscal dispuso la retención de esos autos, con base en un seguimiento hecho por Luis Pineda y Roberto Mangua, agentes de la Policía Judicial. Investigadores de Francia se sumaron al caso.

La joven francesa llegó  a Ecuador en 2006 y trabajaba como  investigadora  del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de Francia (IRD). De forma paralela a la investigación de la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo indaga si hubo o no negligencia en la atención que proporcionó la Clínica Pichincha a Mazoyer.

Los personeros de la casa de salud sostienen que la atendieron y que el disparo que recibió comprometió órganos vitales, que le causaron la muerte. 
Por el crimen del iraní Hedayati, la Policía aún recaba pistas.

Los agentes de Criminalística recogieron evidencias de la cabina del Chevrolet Optra. El cuerpo del extranjero fue llevado a la morgue. Este día se conocerán los resultados del protocolo de autopsia. Las autoridades del Casino del Hotel Quito iniciaron los trámites legales para oficializar la denuncia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)