4 de agosto de 2020  14:17

Corte de Justicia de Colombia ordena la detención domiciliaria de Álvaro Uribe

El expresidente colombiano Álvaro Uribe niega que será el siguiente el liderar el Parlamento de su país. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El expresidente colombiano Álvaro Uribe dijo que se ordenó la privación de su libertad. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 128
Red. Mundo, AFP
y Reuters

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El expresidente Álvaro Uribe, el político más influyente de Colombia en este siglo, anunció el martes 4 de agosto del 2020 que la Justicia ordenó su arresto dentro del proceso que le sigue por manipulación de testigos contra un opositor.

“La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”, escribió el exmandatario (2002-2010) en su cuenta de Twitter.

La orden contra Álvaro Uribe sería de prisión domiciliaria, sin embargo, aún no existe un pronunciamiento oficial de la Corte Suprema de Colombia.

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia de Colombia lleva adelante un juicio en contra del expresidente Uribe por supuesta manipulación de testigos.

Según el diario colombiano El País, la decisión se tomó por cuenta de la ponencia del magistrado César Reyes. Los demás compañeros de la sala aprobaron la decisión. No estuvo presente la magistrada Cristina Lombana, recusada por su cercanía a Uribe cuando fue presidente y ella miembro de la Fuerza Pública.

Sin embargo, el diario El Tiempo afirma que no existe un pronunciamiento oficial de la Corte. Pero Uribe se convierte en el primer expresidente colombiano en tener “una medida de aseguramiento”.

El presidente Iván Duque dijo por la mañana que esperaba que un exmandatario, “cualquiera sea el expresidente, pueda ejercer su derecho a la defensa en libertad, entre otras cosas porque es un principio del debido proceso, sobre todo para aquellas personas que han sido revestidas de honores merecidos y que han tenido las más altas dignidades. Ya nadie está pidiendo que no se avance, que no se haga justicia, pero que se haga con las garantías de hacerse en libertad”.

El principal opositor, Gustavo Petro, sostuvo que “cualquiera que sea el desarrollo de ese proceso. Colombia debe respetar su justicia”.

Uribe y el congresista Álvaro Hernán Prada son acusados de soborno y fraude, delitos para los que la legislación colombiana establece prisión de hasta 12 años.

El expresidente acusó en 2012 al senador izquierdista Iván Cepeda de organizar un complot para vincularlo falsamente con escuadrones paramilitares durante visitas a exintegrantes de esos grupos en cárceles.

Pero en febrero de 2018, el Tribunal que investiga todos los asuntos penales que involucran a legisladores dijo que Cepeda había recopilado información como parte de su trabajo y que no había pagado ni presionado a exparamilitares. En cambio, la Corte aseguró que Uribe presionó testigos a través de terceros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)