Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de junio del 2021
El uso de megáfonos en las vías es prohibido en Quito
Un mes de continuas visitas a las playas de Ecuador
Los acupunturistas no han parado durante la pandemia…
Tres escenarios para definir el futuro de F. Carrión…
Alexandra Kennedy: ‘No todo en el país puede ser pat…
El presidente Bukele dice que el uso del bitcóin en …
Maduro reconoce que hay una ‘migración importa…

Expoflores pide toque de queda para las zonas florícolas de Cotopaxi e Imbabura

La carretera en San Juan de Pastocalle, provincia de Cotopaxi, aparece cerrada durante las protestas. Foto: EFE

La carretera en San Juan de Pastocalle, provincia de Cotopaxi, aparece cerrada durante las protestas. Foto: EFE

La carretera en San Juan de Pastocalle, provincia de Cotopaxi, aparece cerrada durante las protestas. Foto: EFE

La Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador (Expoflores) solicitó al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) que se instaure el toque de queda y el resguardo de la fuerza pública en las regiones florícolas de Cotopaxi e Imbabura. El gremio hizo el pedido al Gobierno a través de una carta emitida este domingo, 13 de octubre del 2019.

Expoflores ha denunciado que desde que comenzaron las protestas por la eliminación del subsidio a los combustibles, el pasado 3 de octubre del 2019, varias empresas del sector han sufrido ataques violentos, amenazas y extorsión. Ayer, el gremio alertó que varios trabajadores de cinco fincas fueron secuestrados por desconocidos, para que se unan contra su voluntad a las protestas en Quito.

En la carta, dirigida a Xavier Lazo, ministro de Agricultura, el gremio pidió al Gobierno la intervención inmediata de las Fuerzas Armadas del Ecuador y detalló que la situación “ha sobrepasado todos los límites de lo tolerable”, dice el documento.

“Los camiones con flores no han podido llegar al aeropuerto, muchos fueron interceptados e incluso uno de los conductores sufrió un ataque con cuchillo que lo dejó malherido”, contó el presidente ejecutivo de esta asociación, Alejandro Martínez.

Martínez señaló que los trabajadores, conductores, agencias de carga y otros actores de la cadena han buscado durante los 11 días de manifestaciones “evitar las pérdidas y los días de paro, pero ante la extorsión y la violencia no se pudo restablecer la actividad normal”.

En Cotopaxi e Imbabura, existen 24 000 personas que trabajan de manera directa e indirecta en la floricultura.