12 de diciembre de 2018 08:51

Morales califica de delictivos unos incidentes de los que culpa a opositores

Una mujer discute con los policías durante una marcha en contra de la nominación del presidente boliviano Evo Morales como candidato a la reelección para las elecciones de octubre de 2019, durante una huelga nacional, en La Paz, el 6 de diciembre de 2018.

Una mujer discute con los policías durante una marcha en contra de la nominación del presidente boliviano Evo Morales como candidato a la reelección para las elecciones de octubre de 2019, durante una huelga nacional, en La Paz, el 6 de diciembre de 2018. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó hoy, miércoles 12 de diciembre del 2018, de "delictivos" unos incidentes en Santa Cruz, la mayor ciudad del país, que incluyeron el incendio de la sede de un órgano electoral y de los que culpó a la oposición de derechas.

"Condenamos actos delictivos de la derecha que dicen defender el estado de derecho pero destruyen las instituciones del Estado", escribió el mandatario en Twitter.

La sede del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia en Santa Cruz, capital económica del país con cerca de millón y medio de habitantes, fue uno de los edificios atacados en los incidentes, que se produjeron a última hora de la tarde de ayer.

Los sucesos ocurrieron tras una protesta universitaria y el Gobierno boliviano los considera alentados por opositores.

Morales comparó estos sucesos con los ocurridos en 2008 en la región cruceña durante un referéndum por su autonomía, al que se opuso su Gobierno.

"Ayer, a nombre de la autonomía, promovieron el racismo y el separatismo. Hoy, a nombre de la democracia, fomentan la violencia y el vandalismo", denunció en la red social.

Los incidentes ocurrieron en el centro de la ciudad tras una marcha de universitarios contrarios a la habilitación de Evo Morales como candidato en las primarias previas a las elecciones de 2019 en Bolivia, avalada por el tribunal electoral la pasada semana.

La oposición y movimientos ciudades reclaman que se respete un referéndum que en 2016 negó a Morales una reforma constitucional para eliminar el límite de dos mandatos consecutivos, aunque en 2017 el Tribunal Constitucional de Bolivia avaló el derecho a una reelección indefinida y el órgano electoral considera que prevalece este fallo judicial.

El Defensor de Pueblo de Bolivia, David Tezanos, calificó los sucesos de "atentados contra la paz y el patrimonio de todos los bolivianos".

Tezanos advirtió en un comunicado de que el tribunal electoral "no puede asumir resoluciones ante presiones, amenazas, violencia, atentados".

El defensor responsabilizó de lo ocurrido a quienes "han estado llamando a la rebelión, a la desobediencia y resistencia civil", en referencia a opositores y movimientos contra la habilitación de la candidatura del presidente.

Además del órgano electoral, fueron atacadas sedes de la entidad estatal Impuestos Nacionales y la empresa pública de telecomunicaciones Entel.

Las protestas se producen en medio del proceso de primarias para las elecciones generales de octubre del próximo año en Bolivia.

El oficialismo defiende las primarias, que concluirán el próximo 27 de enero, como garantía de democracia interna de los partidos para designar sus candidatos, mientras que la oposición las considera una maniobra para avalar la candidatura de Morales sin respetar el referéndum de 2016.

El mandatario, en el poder desde 2006, ya fue habilitado por el Constitucional para un tercer mandato al considerar que el primero no contaba puesto que el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)