Estado de excepción
Salud mental de los estudiantes, una prioridad con e…
Madres donan leche materna para salvar vidas
Mafias tienen casas en todo Guayaquil para resguardar droga
Las cifras sobre los recicladores de base, una tarea…
Material reciclado se usa para hacer madera plástica…
Juana Iza: ‘El reciclaje es una fuente de materia pr…
Un siniestro de avioneta deja cuatro muertos al sur …

Nuevo estudio definirá costo del alumbrado público

Los usuarios acuden a la agencia de CNEL para hacer consultas sobre su planilla. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los usuarios acuden a la agencia de CNEL para hacer consultas sobre su planilla. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los usuarios acuden a la agencia de CNEL para hacer consultas sobre su planilla. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

La tarifa de alumbrado público se volverá a cobrar en función de la normativa que se aplicaba anteriormente; es decir, hasta finales del 2018, informó ayer 23 de abril del 2019 Carlos Pérez, ministro de Energía.

Esta medida se tomó luego de que el Gobierno dejara sin efecto la noche del pasado lunes la resolución N 051/18 de la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel), que establecía el pliego tarifario para este servicio durante el presente año.

Este esquema, según los usuarios, representaba un aumento de alrededor del 40% en el valor total de la planilla de luz, en relación con lo que cancelaban en meses previos.

“Si bien el 75% de los abonados industriales, comerciales, residenciales no era afectado en gran magnitud, había un grupo de consumidores afectado en montos importantes”, mencionó Pérez.

Por esta razón, el ministro Pérez, quien acudió ayer a la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) en Guayaquil, expresó que se volverá a emplear la norma anterior de la Arconel. Para que esto se concrete,estaba previsto que ayer se reúna el directorio de esta entidad reguladora.

Volver al esquema anterior implica, según la información que remitió la Arconel el 18 de abril pasado al despacho del asambleísta Guillermo Celi (Suma), aplicar los porcentajes establecidos a través de ordenanzas municipales.

Incluso, según este oficio, esto implica que en los cantones Pichincha (Manabí), Palenque (Los Ríos), los abonados que consumían hasta 150 kWh mes en Guayaquil (Guayas) y otros no se pague por este servicio. Sin embargo, esta resolución podría ser temporal, porque el Ministerio de Energía quiere poner en orden el mecanismo para establecer la tarifa.

Pérez señaló que esta medida no tiene fines recaudatorios. “Se hará un nuevo estudio para distribuir los montos. Se trabajará con técnicos para determinar cuál es el mejor procedimiento”, aseguró el ministro Pérez.

A los clientes de las empresas eléctricas que ya realizaron estos pagos adicionales por el servicio de alumbrado público se les reembolsará los montos correspondientes.

Las empresas eléctricas de cada localidad serán las responsables de reintegrar estos valores a los clientes. Hasta ayer no se conocía cómo será el procedimiento que se seguirá al respecto.

En el caso de las facturas que están pendientes por pagar y que tienen la tarifa del alumbrado aumentada se planteó que las empresas emitan notas de crédito para que los abonados no asuman estos valores.

Para Fernando Salinas, presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha, lo ocurrido con la tarifa de alumbrado público evidencia una falta de una política sectorial clara.

Esto, según Salinas, se explica también en parte debido al constante cambio de viceministro de Electricidad.

Por su parte, el asambleísta Celi dijo que estaba de acuerdo con la medida tomada por el Gobierno, porque se estaba afectando “al bolsillo” de los ecuatorianos. “Esto demuestra que no hubo un análisis técnico ni la difusión del tarifario de este servicio”.

Por esto, el legislador sostuvo que mantendrá la convocatoria para que el Ministro de Energía; y Byron Betancourt, director ejecutivo de la Arconel, acudan el próximo 1 de mayo a una comparecencia a la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea.

La decisión del Gobierno de dar marcha atrás en la toma de medidas no es nueva. A inicios de este año se hizo lo mismo cuando se anunció la eliminación del subsidio para el uso de cocinas de inducción y sistema de calentamiento de agua.

Pero luego el Ministerio resolvió mantener la tarifa cero un año más. Algo similar ocurrió cuando se analizaba eliminar la subvención del diésel automotriz para autos particulares, cuantías domésticas y transporte de carga con placas internacionales.

Ahí, el Gobierno resolvió no hacer este ajuste hasta no contar con un esquema de compensación para el transporte de pasajeros y de carga que también usa este derivado.