24 de abril de 2020 10:58

Estudiantes de universidades privadas piden descuentos

Imagen refencial. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen refencial. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 4
Yadira Trujillo

Natalia (nombre protegido) tuvo un accidente de tránsito, que le dejó llena de deudas. Sus padres –cuenta– gastan en medicina y atenciones. La joven perdió la audición, parte de la visión y el gusto, que aún no recupera.

“No sabemos si este mes les van a pagar el sueldo a mi mamá y a mi papá. Lo poco que tenemos es para abastecernos de comida”, relató la estudiante universitaria.

Entre los compañeros de Natalia hay otros jóvenes en crisis. Hay quienes trabajaban para pagarse la universidad y están afectados por la emergencia sanitaria. Unos cuantos son padres de familia o tienen padres con tienen discapacidad, a los que ayudan económicamente.

Ellos y otros estudiantes de la Universidad Politécnica Salesiana, que pidieron la reserva de sus nombres, buscan la reducción de aranceles, matrículas y derechos. Aseguran que pasan por una situación económica que no les permite pagar los valores de siempre.

La Federación de Estudiantes de esa institución envió un documento a las autoridades con la petición. En él solicitan que esta medida sea “compensatoria al uso irregular de todos los recursos físicos de la universidad”.

Tras el pedido, la universidad envió a los estudiantes un detalle de cómo pueden realizar los pagos. La alternativa es hacerlo hasta el cinco cuotas, hasta el 31 de agosto.

La estudiante asegura que el diferimiento de los pagos que su universidad ofrece como alternativa frente a la crisis nacional por el covid-19 no es suficiente en el contexto de la crisis, ya que esa modalidad “siempre ha existido. Pedimos que bajen los costos”.

Joaquín Hernández, vicepresidente del directorio de la Asamblea del Sistema de Educación Superior (Asesec) y rector de la Universidad Espíritu Santo, dijo que se aplicarán planes de financiamiento para que los universitarios paguen los valores correspondientes en instituciones de educación superior privadas.

Esta metodología -dijo- permitirá que se cancelen los valores en una cantidad de meses que se acuerde entre la universidad y el estudiante, sin intereses ni recargos. La Asesec agrupa a universidades e institutos públicos, cofinanciados y privados.

El plan de financiamiento deberá ponerse a disposición de todos los estudiantes en cada una de las universidades e institutos particulares, señaló Hernández. Además –precisó– en este plan se incluye a los alumnos beneficiarios de becas.

“Por ley, las universidades tenemos que dar becas al 10% de nuestros estudiantes, pero en la práctica se supera el 30%. Por la crisis económica que vivimos desde el año pasado hemos entregado becas de hasta el 60% a ese porcentaje de estudiantes”.

El miércoles 22 de abril, rectores de universidades privadas se reunieron con la Comisión de Educación de la Asamblea. Catalina Vélez, del Consejo de Educación superior, manifestó en esta reunión que las instituciones de educación superior extenderán el plazo fijado para la ejecución de las matrículas ordinarias, extraordinarias y especiales, dando facilidades a los alumnos para el pago de valores correspondientes a aranceles, matrículas y derechos.

“No se podrán cobrar valores adicionales por la demora en el pago de estos ni por el uso de tecnologías interactivas multimedia y entornos virtuales de aprendizaje en plataformas digitales”.

Además, las instituciones de educación superior no podrán incrementar los costos de las matrículas, aranceles y derechos en todas las carreras y deberán mantener los valores del último período académico.

Hernández, el representante de las universidades particulares, pidió a la comunidad universitaria tomar en cuenta que cada institución debe garantizar el pago a docentes y demás personal. Son alrededor de 1,4 millones de personas, incluyendo a miembros de las familias de estos trabajadores.

Algunas universidades ya aplicaron la reducción del valor de la matrícula. El gremio de privadas asegura que no todas tienen capacidad para esto. “La diversificación para el trato de la pandemia hay que aplicarlo a todos los órdenes”, dijo Hernández.

La rectora de la Universidad Ecotec, Gilda Alcívar, anunció que frente a la crisis construyeron el plan Cuota de Ayuda. Consiste en que la universidad subsidiará el 50% del costo de la matrícula del primer semestre del 2020.

Además detalló que el plan de financiamiento permite diferir el 40% de las pensiones mientras dure la emergencia nacional. Este porcentaje –dijo– podrá ser pagado 30 días después de que se levante la emergencia, en cuotas sin interés.

La rectora también ratificó que la universidad mantendrá su sistema de pensión diferenciada. El 4 de mayo empezará el semestre en esa institución.

Por su parte, la Universidad UTE estableció un plan de acción para garantizar el acceso a las actividades académicas por parte de los estudiantes, en la modalidad virtual.

Los estudiantes nuevos y antiguos del quintil uno, dos y tres, matriculados en el primer período académico del 2020, recibirán sin costo una tableta con acceso a Internet y un plan de datos mensual de 15GB, por un año.

Hasta el momento, la UTE informó que se han adjudicado más de 600 tabletas. El total estará sujeto al número de dispositivos adquiridos por la universidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)