4 de septiembre de 2020 08:12

Postura, pérdida de audición, daños en la visión, ansiedad... el impacto de las clases virtuales en la salud; ¿qué hacer?

El presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, Fernando Agunaga, brinda consejos para evitar problemas auditivos, visuales, de postura y más en los estudiantes. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

La pérdida de audición es uno de los daños en la salud detectados por la conexión virtual. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Valeria Heredia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el régimen Sierra-Amazonía, el año escolar arrancó de forma virtual o con trabajos en casa esta primera semana de septiembre del 2020. Estas modalidades, que se adoptaron debido a la emergencia sanitaria por la nueva cepa de coronavirus, provocan preocupación en padres y madres, por las posibles afectaciones a la salud en niños y adolescentes.

En diálogo con EL COMERCIO, el presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, Fernando Aguinaga, brindó consejos para evitar problemas auditivos, visuales, de columna, muñeca y hombros. Y habló sobre la necesidad de cuidar la salud mental de los estudiantes durante este ciclo lectivo 2020-2021, en medio de la pandemia del covid-19.


¿Cómo evitar molestias en la columna y muñeca (postura)?

El dolor de espalda o de las muñecas pueden estar relacionados con la mala postura al manejar un computador y no hay que minimizalos, porque pueden acarrear problemas serios de salud.

El especialista recomienda a padres y madres buscar un espacio adecuado, con una silla y escritorio cómodos y adecuados a la altura de cada niño. Esto es primordial, en especial, con los preescolares, porque la mayoría de los asientos son grandes para ellos.

"El menor debe sentarse en una silla de su tamaño para que coloque los pies en el suelo y su espalda esté recta. Así, su postura no se afectará; tampoco tendrá dolores de espalda".

Los pequeños sí pueden usar ‘mouse’ o ‘ratón’, pero deben contar con el apoyo de un adulto, ya que aún no tienen mucha movilidad o precisión en sus manos. En los más grandes se recomienda ejercicios de manos para que no aparezcan patologías como el síndrome del túnel carpiano (entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano y dedos).

En resumen, lo recomendable es que la pantalla del monitor quede a la altura de los ojos del usuario, que la silla tenga un respaldo que se mantenga recto y que el teclado quede a una altura tal que los codos permanezcan doblados a 90 grados, con las muñecas también apoyadas. Las plantas de los pies deben estar apoyadas en el suelo.



Cuidado con la audición, no solo con la visión de los estudiantes

Si el niño o adolescente cuenta con una silla y escritorio ergonómico ayudará a que vea directamente la pantalla; no estará ni muy cerca ni muy lejos del dispositivo, por lo que no tendrá que forzar sus ojos. Pero, para prevenir cualquier dolencia se debe hacer un chequeo con los especialistas.

Lo ideal es acudir al oftalmólogo para una consulta y eventualmente un examen de visión. Se lo debe hacer durante las primeras semanas de clases y en lo posible cada seis meses para ver si hubo algún inconveniente producto de la exposición a los aparatos tecnológicos.

De su lado, Fernando Aguinaga aconseja que los preescolares deben pasar menos de una hora frente al móvil o computador, ya que, su formación debe estar más relacionada con el movimiento. Ellos además no logran concentrarse o permanecer en un lugar fijo.

El cuidado de la vista no es el único que debe tomarse en cuenta. Es fundamental prestar atención a los oídos. Los niños aprenden a comunicarse a partir de lo que escuchan. Por ello, el cuidado de la audición no debe pasarse por alto. En el caso de los más pequeños, la pérdida de la audición puede significar que dejen de aprender palabras y que el desarrollo básico del lenguaje se retrase.

Con clases virtuales y medidas de restricción para salir a espacios recreativos, los niños están más expuestos a tecnología para relacionarse. Frente a esa realidad, los progenitores deben prestar especial atención cada día a la regulación del volumen de la computadora, tableta o celular para evitar problemas de audición.

El estudiante puede usar audífonos para una mayor concentración, pero deben ser adecuados para los niños. Por ejemplo, los más pequeños pueden usar auriculares de diadema, pero su tiempo de uso debe regularse, igual que con el cuidado de la visión.

Sin embargo, uno de los problemas que puede presentarse por el uso de estos dispositivos es la otitis externa: una infección aguda de la piel del conducto causada por bacterias, que provoca dolor en el oído o cabeza. Para prevenirla, lo primero es que estos dispositivos deben ser de uso personal. Otro paso vital es la limpieza diaria de los aparatos, con un paño húmedo o alcohol.

Lo recomendable es que cada año se visite a un especialista para un examen auditivo. La audiometría permite identificar problemas, como deficiencia auditiva o taponamientos, para determinar un tratamiento. 


¿Cómo atender la salud mental del infante o adolescente?

Durante el confinamiento, y ahora en clases virtuales, padres y madres deben identificar trastornos de ansiedad, como ‘hacerse pipi en la cama’, morderse los dedos o morder los esferos o simplemente mostrar tristeza.

Estos son comportamientos inusuales que deben ser tratados por especialistas o psicólogos que ayudan a que el chico acepte las nuevas modalidades de clases ('nueva normalidad'). Los menores podrán comprender que los progenitores no pueden estar con ellos o ayudarles constantemente, ya que también están en teletrabajo. “Se deben analizar estos aspectos para mejorar las condiciones de vida de los estudiantes”.



Pausas activas o recesos en la jornada


El especialista señala que los recesos o alejarse de la pantalla son fundamentales para evitar dolores musculares o de huesos. “El chico debe hacer varios recesos para que no haya adormecimiento de las piernas ni molestias futuras en la columna”.

La actividad física es importante, por lo que se recomiendan ejercicios en casa, como aerobicos o bailoterapia. Si la familia conoce un lugar seguro y abierto pueden ciclear o trotar.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)