7 de julio de 2020 15:58

Adam Frank: 'Universidades buscarán alternativas para estudiantes extranjeros'

Adam Frank tiene su firma de abogados en migraciones en Bethseda, Maryland, vecina de Washington D.C. Foto: Cortesía Adam Frank

Adam Frank tiene su firma de abogados en migraciones en Bethseda, Maryland, vecina de Washington D.C. Foto: Cortesía Adam Frank

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Santiago Estrella

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde hace 20 años, Adam Frank tiene su firma de abogados en migraciones en Bethseda, Maryland, vecina de Washington D.C. Acuden cientos de migrantes para tramitar su estatus legal en el país. La mayoría son personas vinculadas a las universidades: estudiantes, docentes, investigadores.

El lunes 6 de julio, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) comunicó que no se otorgarán visas a estudiantes cuyas escuelas ofrezcan los cursos enteros en línea para el otoño boreal.

¿Qué significa esta decisión?


Antes de la pandemia, Inmigración ya restringía las clases en línea para estudiantes extranjeros. Si tomaban el curso completo, solamente podían tomar una clase en línea y las demás debían ser presenciales. Cuando llegó la pandemia, hubo excepciones por su rápida evolución, estaban en mitad del semestre y debieron migrar a los cursos en línea. Ahora Inmigración lo revisó y básicamente dice que, si la escuela pasa a ser totalmente en línea, los extranjeros con visa de estudiante deben ir a una escuela que tiene clases presenciales o dejar el país.

Tomarán clases desde sus respectivos países…

Ahora, la escuela se puede mover a un modelo híbrido. Algunas clases presenciales y otras en línea. El instituto deberá informar a Inmigración que los extranjeros están tomando clases presenciales y que pueden tomar un mínimo indispensable de clases en línea. Así podrán tener más que esa única clase prevista desde antes de la pandemia.

¿Cuál es el ‘mínimo’ de clases?

No definen qué significa ‘mínimo’. La escuela puede decir que ofrece este curso presencial y los demás remotamente, porque ese es el mínimo que necesitan para graduarse. No hay nada que se los impida.

¿Es posible tener el sistema híbrido?

Es posible y ya hay escuelas con ese modelo combinado. Ahora todo es en línea por la pandemia. Antes ya había esa oferta en línea, pero se lo aprovechó mucho más con la pandemia.

¿Cuál es la solución ante este escenario?

Las escuelas buscarán alternativas. Justo dos horas antes del anuncio de Inmigración, Harvard había anunciado que todo el próximo año será en línea. En la mayoría de las universidades, los estudiantes extranjeros pagan el 100% de sus estudios. No reciben ningún tipo de beneficios. Ellos traen un montón de dinero a las escuelas. Por eso, las escuelas están buscando la forma de conservarlos. Creo que buscarán el mínimo requerido de cursos presenciales para que sigan estudiando allí.

¿Y para los que tienen beca?

La gran mayoría de estudiantes extranjeros no son becados y paga el 100% de la escolaridad. Y esta, en escuelas de nivel académico medio, puede costar unos USD 50 000 al año, como mínimo.

¿Cuáles son las preocupaciones de sus clientes?

Hay tantas órdenes ejecutivas que cambian las regulaciones cada par de días, así que ya desde antes nos llamaban constantemente. Están muy preocupados. Quieren saber cómo les afecta, cuándo deberán dejar el país. Con muchos debí hablar sobre qué hacer para cambiar de escuela.

¿Es fácil cambiarse de escuela?

Es relativamente fácil. Depende mucho de cada Universidad. En Estados Unidos hay muchísimas universidades y es fácil cambiar de uno a otra. Obviamente si vas a escuelas con prestigio -donde es más difícil ingresar- y debes ir a otras escuelas de nivel académico menor, también se reduce el prestigio de su título.

¿Incluso llegar a las escuelas comunitarias?

No hablo de escuelas comunitarias. Por ejemplo, entre Harvard, que es lo más alto, y las comunitarias, en el escalón más bajo, hay muchas escuelas que en dos días podrán hacer la transferencia. Y es porque pagan todo el valor de la escolaridad, muchas universidades estarán felices de recibirlos. Por eso, en el caso de los becados, será más difícil.

¿Qué se les responde cómo abogado?

Afortunadamente estamos en el verano. El nuevo periodo escolar comenzará en agosto-septiembre. Tienen un poco de tiempo porque las escuelas todavía pueden hacer cambios. Si no lo hicieron, no buscaron otras escuelas o no arreglaron su situación migratoria, deberán dejar el país.

¿Cuán preocupados deben estar los estudiantes?

Extremadamente. Hay algunos que no quieren volver porque no es seguro por la pandemia. Por otra parte, vinieron acá para una educación y quieren terminarla. Ir a casa no es seguro y muchos no pueden porque algunos países cerraron las fronteras para personas que lleguen de Estados Unidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)