Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
La ocupación de UCI aún supera el 80% en los hospita…
David Grijalva: ‘Enfrentar al covid nos vuelve…
Fiscal: Pablo Celi también cobró coimas de empresa china
José Guevara: ‘julio y agosto, los picos más altos d…
Richard Lunniss: ‘El cosmos está también dentro de nosotros’
Tres ejes tuvo el primer mes del gobierno de Guillermo Lasso
Equilibrar el trabajo desde casa, desafío de empresa…

Estados Unidos golpea a Google con la demanda antimonopolio más grande en dos décadas

Imagen de archivo del logo de Google, tomada el 5 de diciembre de 2018. Foto: Reuters

Imagen de archivo del logo de Google, tomada el 5 de diciembre de 2018. Foto: Reuters

Imagen de archivo del logo de Google, tomada el 5 de diciembre de 2018. Foto: Reuters

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y 11 estados presentaron una demanda antimonopolio contra Google de Alphabet Inc., al que acusan de usar su poder de mercado para defenderse de sus rivales.

La demanda es el mayor caso antimonopolio en una generación, comparable a la presentada contra Microsoft Corp en 1998 y al caso de 1974 contra AT&T que llevó a la ruptura del sistema de telecomunicaciones Bell.

Google, cuyo motor de búsqueda es tan omnipresente que su nombre se ha convertido en un verbo, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario. La compañía tuvo ingresos de USD 162 000 millones en 2019, más que el Producto Interno Bruto de Hungría.

El senador republicano Josh Hawley, un crítico acérrimo de Google, acusó a la compañía de mantener el poder por “medios ilegales” y llamó a la demanda “el caso antimonopolio más importante de una generación“.

A la demanda contra Microsoft se le atribuyó el haber abierto el camino para el crecimiento explosivo de Internet, ya que el escrutinio antimonopolio impidió que la empresa intentara frenar a sus competidores.

La demanda federal del martes marca un raro momento de acuerdo entre el gobierno de Donald Trump y los demócratas progresistas. La senadora estadounidense Elizabeth Warren tuiteó el 10 de septiembre, usando la etiqueta #BreakUpBigTech, que quería “una acción rápida y agresiva”.

A días de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el momento de la presentación de la demanda podría verse como un gesto político, ya que cumple una promesa hecha por el presidente Donald Trump a sus partidarios de pedir cuentas a ciertas empresas por presuntamente sofocar las voces conservadoras.

Las acciones de Alphabet subieron casi un 1% después de la noticia de que la demanda del gobierno era inminente.

Los mercados dudan de que los legisladores de Washington se unan y tomen medidas, según Neil Campling, jefe de investigación de medios tecnológicos y telecomunicaciones de Mirabaud Securities en Londres.

“Es como cerrar la puerta del establo después de que el caballo ya se escapó. Google ya tiene la posición de monopolio, ha invertido miles de millones en infraestructura, inteligencia artificial, tecnologías, software, ingeniería y talento. No se puede simplemente desandar una década de progreso significativo”.