16 de febrero de 2019 00:00

Estación El Recreo del Metro de Quito recibe los toques finales

Los avances de la obra del Metro
En las paredes de la estación El Recreo se colocan paneles vitrificados de tono blanco.También se trabaja enpisos, pintura de cubiertas y estructuras metálicas paralos andenes.

En las paredes de la estación El Recreo se colocan paneles vitrificados de tono blanco.También se trabaja enpisos, pintura de cubiertas y estructuras metálicas paralos andenes. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 32
Agustín Eusse
Editor (I)

La instalación de los acabados finales en la estación del Metro de El Recreo, que se construyó 26 metros debajo de la actual parada del Trolebús, en el sur de la capital, supone un enorme desafío.

Cada detalle, cada elemento, es medido, supervisado y colocado con exactitud y pulcritud, no solo aquí sino a lo largo de los 22,6 kilómetros de extensión del proyecto; desde Quitumbe, en el sur, hasta El Labrador, en el norte.

Al ingresar a las entrañas de la estación de El Recreo, la infraestructura se proyecta en su máxima expresión.

Toneladas de hormigón, hierro y otros materiales fueron utilizados para edificar tres grandes pisos que conforman los vestíbulos, las áreas para la venta de boletos, los andenes de acceso, las escaleras manuales y las eléctricas, las bases para las rieles del tren y demás espacios.

Al igual que cada una de las 15 estaciones, la de El Recreo tiene un diseño especial: en la segunda planta se construyeron unas escaleras centrales eléctricas que permitirán a los pasajeros conectarse con los andenes de ida y vuelta.

“Este diseño ayuda a brindar una sensación de amplitud al usuario y aporta a la estética de la estación”, acota el alcalde Mauricio Rodas, al explicar los rasgos distintivos de esta parada, una de las más grandes de la Línea 1 del Metro. Diseños similares fueron plasmados en las estaciones de El Ejido, La Alameda y San Francisco.

En El Recreo, la fase de acabados finales e instalación de elementos decorativos tiene un avance del 82%.

El jueves 14 de febrero de 2019, en la mañana, decenas de obreros colocaban revestimientos de paneles vitrificados en las paredes. También se trabaja en los pisos, la pintura de cubiertas, las estructuras metálicas para bordes de andén, el granito para escaleras y las luminarias.

Se instalaron además paneles en los niveles de entreplanta y andén de pasajeros. El proceso incluye el revestimiento de techos con pintura de alta durabilidad y bajo mantenimiento, señala el gerente del Metro de Quito, Jorge Yáñez.

Y aquí viene un detalle: las paredes vitrificadas de esta estación son de color blanco brillante con cenefas rojas. En el caso de la parada Iñaquito, se eligió el tono amarillo.

¿Por qué? La idea es que los colores se intercalen en cada estación, para que los usuarios se familiaricen al subir o bajar de los 18 trenes que prestarán servicio. El Recreo, El Labrador, La Magdalena y Quitumbe son cuatro estaciones multimodales que llevarán como distintivo el color blanco.

En el caso de las 11 restantes se distinguirán los tonos amarillo, azul y verde.

El Burgomaestre sostiene que las cenefas de gama roja se pintarán en las 15 paradas porque se asemejan al color del Metro. Lo que se busca es mantener la uniformidad en el sistema de transporte: el color rojo se identifica con el tren, el naranja con el Trole y el azul con la Ecovía.

Otro de los elementos decorativos que predominará en las 15 terminales es el tono dorado, colocado en la panelería de la parte superior de las paredes.

El Recreo es una de las estaciones de transferencia de la Línea 1 del Metro que permitirá la directa integración con otros sistemas de transporte en superficie, como el Trole, y concentrará a más de 57 000 pasajeros diariamente.

Yáñez explica que en esta parada se diseñaron ocho accesos, pero al inicio de la operación del Metro, prevista para diciembre de este año, funcionarán cuatro. Tres se ubicarán dentro de la estación de buses y un cuarto se conectará con la calle Manuel Carrión.

Como todas las 15 terminales aquí también funcionarán ascensores para personas con movilidad reducida.

Actualmente, además de la estación El Recreo, se colocan revestimientos de panel vitrificado en las estaciones de El Labrador, Jipijapa e Iñaquito. Y se han pintado las losas de Iñaquito y del nivel de andenes de Jipijapa y El Labrador.

El Gerente dice que los trabajos de instalación de las estructuras de acero que soportan los revestimientos verticales continúan en las estaciones de El Labrador, Jipijapa, Iñaquito, La Carolina, San Francisco, La Magdalena, Cardenal de la Torre y Morán Valverde. Está previsto terminar las obras de los acabados arquitectónicos entre julio y agosto de este año. Además, se continuará con los trabajos de equipamiento, electromecánica y cuartos técnicos.

La instalación de las rieles también avanza según el cronograma. Tiene un 87% de adelanto. Yáñez calcula que la obra de las rieles concluya a fines de marzo o inicios de abril.

Luego de eso se energizará la línea y se colocarán los sistemas de control para probar los trenes en los rieles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (3)