14 de septiembre de 2020 17:21

'Espía' estadounidense detenido en Venezuela será imputado por 'terrorismo'

El fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, dijo que los detenidos intentaban “desestabilizar” el país atacando su industria petrolera y la red eléctrica. Foto: archivo / AFP

El fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, dijo que los detenidos intentaban “desestabilizar” el país atacando su industria petrolera y la red eléctrica. Foto: archivo / AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un “espíaestadounidense detenido la semana pasada en Venezuela será imputado por “terrorismo” y tráfico de armas tras ser vinculado a un fallido atentado contra instalaciones petroleras, anunció este lunes 14 de septiembre del 2020 el fiscal general del país suramericano, Tarek William Saab.

Siete venezolanos, entre ellos un militar, también serán acusados por su supuesta participación en esta acción que buscaba “desestabilizar” el país atacando su industria petrolera y la red eléctrica, añadió Saab.

“A todos los ciudadanos venezolanos se le van a imputar los delitos de traición a la patria, terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación, mientras que al ciudadano estadounidense se le van a imputar los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación [para delinquir]”, dijo Saab en declaraciones transmitidas por la televisión gubernamental tras los arrestos practicados entre el viernes y el fin de semana.

El fiscal indicó que con la detención del estadounidense, identificado como Matthew John Heath (inicialmente su nombre fue publicado por las autoridades como Matthew Jhon), y sus “cómplices” venezolanos, se “ha logrado neutralizar una acción” que buscaba generar “desestabilización” y “atentar en contra de la industria petrolera y el sistema eléctrico nacional”.

Saab afirmó que “Heath perteneció a la contratista de mercenarios MVM, cumpliendo misión en Iraq desde 2006 a 2016 tres meses por año”, donde trabajó “como operador de comunicaciones en Base Secreta de la CIA”.

La captura del “espía estadounidense” fue anunciada el pasado 11 de septiembre por el presidente socialista Nicolás Maduro, quien no reveló entonces su identidad.

Maduro aseguró que la detención de Heath se produjo cerca del gigantesco centro refinador de Paraguaná (estado Falcón, noroeste), en la actualidad prácticamente paralizado, según sindicatos petroleros.

Dos días antes del arresto, las autoridades “descubrieron y desmontaron” un “plan para ocasionar una explosión” en la refinería de El Palito, la más cercana a Caracas ubicada en el estado Carabobo (centro), dijo el mandatario.

El Departamento de Estado de Estados Unidos no respondió de inmediato a una consulta de AFP sobre el tema.

Militar detenido 


El fiscal señaló además que entre los detenidos figura un militar venezolano, Darwin Urdaneta, quien fue captado “con la finalidad de burlar” las alcabalas. Al momento de su arresto “tuvo la desfachatez de ir uniformado” para burlar los controles, subrayó.

Añadió que Urdaneta, sargento de la Fuerza Armada de Venezuela, considerada el principal sostén del gobierno de Maduro, viajaba con Heath en un vehículo donde se encontraron un lanzagranadas, una subametralladora y piezas de “presunto material explosivo”, además de dólares en efectivo.

Las detenciones coinciden con una escasez crónica de combustible, agravada durante la pandemia por covid-19. Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo del mundo, pasó de ser exportador a importar combustible a aliados clave como Irán.

La producción de la otrora potencia petrolera viene en caída libre: de 3,2 millones de barriles por día (bd) hace poco más de una década pasó a menos de 400 000 bd en la actualidad.

Expertos atribuyen el colapso a políticas fallidas, falta de inversión y corrupción, mientras que Caracas las achaca a las sanciones financieras de Washington que incluyen un embargo petrolero vigente desde abril de 2019.

El gobierno venezolano con frecuencia acusa al gobierno estadounidense de estar detrás de proyectos que buscan derrocar a Maduro, cuyo gobierno la Casa Blanca no reconoce.

En agosto pasado, los estadounidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry fueron condenados a 20 años de prisión en Venezuela, acusados por terrorismo, entre otros delitos, por una fallida incursión armada al país caribeño en mayo pasado llamada operación Gedeón.

Según Saab, desde abril de 2019 a la fecha, 105 personas han sido imputadas por el Ministerio Público por su presunta participación en diferentes complot contra el gobierno de Maduro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)