10 de junio de 2020 12:33

España teme la importación de casos de covid-19 cuando abra las fronteras

España tiene previsto volver a abrir sus fronteras en el mes de julio, lo que hace levantar los temores de una importación de casos de covid-19 desde el extranjero. Foto: REUTERS.

España tiene previsto volver a abrir sus fronteras en el mes de julio, lo que hace levantar los temores de una importación de casos de covid-19 desde el extranjero. Foto: REUTERS.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las autoridades sanitarias españolas se mostraron preocupadas este miércoles 10 de junio del 2020 por la importación de contagios de coronavirus desde el extranjero cuando se reabran las fronteras en julio.

El director de emergencias sanitarias Fernando Simón aseguró en su rueda de prensa diaria que “la situación de la epidemia es muy favorable”, con entre dos y cinco muertos diarios en los últimos días y 40 en el global de la última semana.

En global, el ministerio de Sanidad señaló este miércoles 27 136 fallecidos por el coronavirus, una cifra que apenas evolucionó en las dos últimas semanas.

En cuanto a nuevos contagios, la cifra también ha ido a la baja, si bien el progresivo desconfinamiento emprendido en mayo ha dado lugar a algunos rebrotes que, según Simón, “parecen estar controlados”.

“Al margen de los rebrotes (...), el otro punto de batalla que tenemos y vamos a tener en las próximas semanas son los casos importados, que son otro de los riesgos a los que estamos expuestos y más a medida que se van abriendo las fronteras”, explicó el doctor Simón.

“Se han detectado en los últimos siete días 24 casos importados y, desde el 11 de mayo, 96”, añadió.

Estos infectados proceden de los grupos que están exentos de las restricciones de circulación como personas residentes en España, personal sanitario, diplomáticos o transportistas.

El gobierno español, que impuso una cuarentena de catorce días a los viajeros procedentes del extranjero, prevé levantar a partir del 1 de julio las restricciones para entrar al país, segundo destino turístico internacional.

Según Simón, las autoridades sanitarias no apuestan por pedir pruebas PCR o realizar tomas de temperatura, sino que se decantan por hacer un “seguimiento” de los viajeros y pedir “responsabilidad” a pasajeros, turoperadores y compañías aéreas para aislar los posibles casos.

De hecho, el gobierno español aprobó el martes un decreto ley que obliga a las compañías de transporte a guardar un registro de los datos de sus pasajeros durante cuatro semanas para poder trazar los contactos en caso de rebrote.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)