12 de noviembre de 2018 00:00

Esmeraldas requiere más especialistas

Habitantes del norte de la ciudad de Esmeraldas acuden al Subcentro de Salud Tipo C de Las Palmas, para atención en medicina general. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Habitantes del norte de la ciudad de Esmeraldas acuden al Subcentro de Salud Tipo C de Las Palmas, para atención en medicina general. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla
Redactor (I)
marcel.bonilla@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Medicina general, oftalmología y odontología fueron las especialidades más demandadas por los pacientes de la misión del barco hospital USNS Comfort de la Marina de Estados Unidos.

Solo en medicina general se atendió a 2 443 personas, otras 1 108 acudieron por oftalmología, 447 por odontología y se hicieron 81 cirugías de vesícula, cataratas y terigio. La visita de la misión duró cinco días, del 22 al 26 de octubre del 2018, en la ciudad de Esmeraldas.

En toda esa semana se observaron largas filas de cientos de personas que llegaron de toda la provincia de Esmeraldas para pedir un turno.

El presidente del Colegio de Médicos de Esmeraldas, Héctor Francis, cree que el arribo masivo de pacientes al buque hospital reflejó que el servicio de salud no mejora en la provincia. “No creo que haya sido una novelería de quienes fueron en busca de atención, sino que hacen falta especialistas”.

Aunque la provincia recibió una importante inversión en ocho años. Según datos del Ministerio de Salud, entre el 2008 y el 2016 se destinaron USD 415 millones para el sector de la salud.

En la ciudad de Esmeraldas -donde se concentra la mayor infraestructura del servicio- se hizo la repotenciación del hospital Delfina Torres.

Allí se invirtieron USD 10 millones en el 2011, que entre otras obras sirvieron para aumentar la cantidad de camas de 70 a 112. Sin embargo, esa infraestructura está subutilizada desde hace dos años, por la apertura de una nueva casa de salud en el sur de la ciudad.

El nuevo hospital, que lleva el mismo nombre, cuenta con 231 camas y se hizo con una inversión de USD 87,5 millones para atender a 212 952 habitantes del cantón Esmeraldas y 617 851 de toda la provincia.

El nuevo Delfina Torres es considerado el hospital de referencia de la provincia. Cuenta con servicios ambulatorios y de hospitalización en medicina interna, gineco-obstetricia, pediatría, cirugía general, cardiología, gastroenterología, nefrología, urología, oftalmología, otorrinolaringología y odontología.

Pero faltan especialistas en cirugía vascular, más médicos para cardiología, oftalmología y más cirujanos.

Tiene unidades de cuidados intermedios e intensivos, unidades de quemados, neonatología, diálisis, rehabilitación, medicina transfusional, laboratorio, farmacia, endoscopia, rayos X, ecografía, mamografía, tomografía y centros quirúrgico y obstétrico.

Lourdes Plaza, jefa de Servicios Médicos del hospital Delfina Torres, explica que con el mejoramiento de la infraestructura se incrementó de 200 a más de 500 atenciones diarias en consulta externa.

Igualmente, se reciben 200 emergencias por día; antes eran 117 casos.
Para Edwin Arroyo, coordinador del frente de profesionales de la Salud de Esmeraldas, a pesar de la inversión, Esmeraldas solo cuenta con hospital de segundo nivel de atención (como el Delfina Torres). “Nuestro hospital es insuficiente por la gran demanda y existe falta de preparación de algunos servicios, tanto de profesionales como del personal en general”, señala Arroyo.

Los pacientes que no pueden ser atendidos localmente son transferidos a Quito y Guayaquil. Eso ocurre, por ejemplo, cuando se presentan politraumatismos por accidentes o cirugías de corazón, que requieren expertos en esos casos y equipos con mejor tecnología.

Los pacientes van a esas ciudades debido a la escasa capacidad de respuesta en los casos complicados por falta de equipamiento y especialistas, señala el exdirector de Salud de Esmeraldas, Juan Pacheco.

Sugiere, por ejemplo, la edificación de una nueva maternidad con sala de neonatos para reducir los riegos de muerte materno-infantil.

Para el director del área de Salud de Eloy Alfaro, David Quiñónez, la capacidad hospitalaria en la ciudad de Esmeraldas es buena, porque se cuenta con dos subcentros tipo C y el hospital de segundo nivel (Delfina Torres).

Los centros de salud ayudan a descongestionar los hospitales a donde van únicamente los casos más complejos. Ellos atienden en medicina general, odontología, pediatría, ginecología, traumatología y tratamiento ambulatorio.

Para Quiñónez, la deficiencia de los servicios de salud está en la zona rural de Esmeraldas, donde se necesita intervenir mucho más.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)