30 de noviembre de 2020 15:16

Unas 600 personas participaron en una fiesta clandestina que fue intervenida por la Policía en Esmeraldas

Tras la denuncia de los habitantes, la Policía llegó para retirar a unas 600 personas que asistieron a una fiesta en San Lorenzo, Esmeraldas. Fotos: cortesía

Tras la denuncia de los habitantes, la Policía llegó para retirar a unas 600 personas que asistieron a una fiesta en San Lorenzo, Esmeraldas, el 29 de noviembre del 2020.  Foto: cortesía

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

Un grupo de policías disolvió una fiesta clandestina, que se desarrolló la noche del domingo 29 de noviembre del 2020 en la parroquia Tululbí, del cantón San Lorenzo, en el norte de la provincia de Esmeraldas. Participaban unas 600 personas.

Los fiesteros no contaban con protecciones de bioseguridad, es decir; estaban sin mascarillas y no había distanciamiento físico.

Tras la denuncia de los habitantes, la Policía llegó a retirar a las personas que salieron renegando de las autoridades.

La semana anterior, durante la reunión del Comité Sectorial de Seguridad de San Lorenzo, tras analizar el problema de la minería, también se habló de la inseguridad y la prohibición de la venta de licor.

El alcalde de San Lorenzo, Glen Arroyo, refirió que se han establecido operativos para frenar el consumo de alcohol en la vía pública y las fiestas en los barrios de la ciudad.

En una de esas celebraciones, el domingo 29 de noviembre, fue asesinada una persona y otra quedó herida. Allí arribaron dos personas a bordo de una motocicleta y dispararon contra dos hermanos.

La gobernadora de Esmeraldas, Cecilia Angulo, dij0 que se coordinan nuevos controles con las tenencias políticas y la Policía para evitar las aglomeraciones y consumo de bebidas alcohólicas.

En barrios de la capital esmeraldeña también se hizo vigilancia el domingo 29 de noviembre. Se desarrollaron en el barrio Nueva Esperanza Norte y otros sectores de la ribera del río Esmeraldas, en donde se desalojaron a otros fiesteros. Participaron 50 policías.

Por disposición del Comité de Operaciones de Emergencia de Esmeraldas está prohibida la venta de bebidas alcohólicas los sábados y domingos en todo el cantón. Además, se restringió el funcionamiento de bares, discotecas y karaokes; solo pueden abrir los jueves y viernes, de 18:00 a 24:00. La playa de Las Palmas permanece cerrada los domingos.

La Alcaldía de Esmeraldas, a través de la Dirección Ambiental y Agencia de Tránsito, también realizó entre sábado y domingo controles al ruido y la circulación de motocicletas.

En el último mes se han registrado 10 robos en moto en sectores del centro y sur de la ciudad, así como a una embotelladora de agua y locales de venta de comida preparada; por eso se ha propuesto un proyecto de ordenanza para regular la circulación de motos y pasajeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)