19 de febrero de 2020 00:00

Dos asesinatos preocupan en Esmeraldas

Ayer, en el centro de la ciudad de Esmeraldas, los policías hacían patrullajes a pie. Foto: EL COMERCIO

Ayer, en el centro de la ciudad de Esmeraldas, los policías hacían patrullajes a pie. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Santo Domingo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La avenida Pedro Vicente Maldonado es uno de los puntos más conflictivos de Esmeraldas. Esta vía da acceso a los barrios de la ribera del río, en donde se concentra el expendio de droga y en donde los robos y las riñas son constantes.

En esta avenida, de 3,2 kilómetros, fue asesinado César Vernaza Quiñónez, alías ‘El Empresario’. El crimen sucedió el sábado a las 20:00 y se presume que fue un sicariato.

Tres días después, la Policía reforzó la seguridad en el sector. Ayer, martes 18 de febrero del 2020, los uniformados patrullaban en grupos de dos y tres por la avenida. Allí además vivía Vernaza, quien salió de la cárcel el 2018, tras ser hallado inocente de un doble crimen. Entonces fue identificado por la Policía como líder de la banda Los Templados.

Este martes, los controles policiales se extendían hacia las vías de salida y acceso a la urbe. En la parte baja del edificio de la familia Vernaza, en donde hay un negocio de fritadas, el panorama es solitario estos días.

El lunes se realizó ahí el velatorio del ‘El Empresario’, quien la noche del crimen fue acribillado por tres hombres que ingresaron a su local de comidas y le dispararon por nueve ocasiones y huyeron en una moto.

Un fiscal asumió el caso y participó en el levantamiento del cadáver. Tras el hecho hay diferentes versiones, pero no se descarta un posible ajuste de cuentas entre bandas. Según la Policía, Los Templados estarían dedicados al tráfico de droga, robo y sicariato.

En Esmeraldas hay conmoción por este crimen, pero también por el asesinato de un privado de libertad, quien se recuperaba de sus heridas en el Hospital Delfina Torres de Concha. El domingo 9 de febrero pasado, dos hombres vestidos uno con uniforme de policía y otro de médico, se escabulleron en la casa de salud y le propinaron 10 disparos al interno. Este caso también se indaga como sicariato.

El hospital Delfina Torres, de Esmeraldas, fue acordonado luego de que dos hombres ingresaran a la casa de salud para asesinar a un detenido, que había ingresado con una herida de bala, el sábado 8 de febrero. Foto: Cortesía Policía Nacional

Desde hace tres años no se tenía registro de crímenes bajo esta modalidad en la ciudad, por eso hay una sensación de mayor inseguridad en los habitantes, dice Demecio Molina, presidente de la Asociación de DD.HH., en la provincia.

En los últimos nueve años, en Esmeraldas se reportaron 865 muertes violentas. El 81% de los casos fue por asesinatos, según la Policía.

En ese período, ocho personas murieron a mano de sicarios. Antes del crimen de Vernaza y del privado de libertad, el último caso de sicariato fue el de Benito V., quien fue acribillado dentro de su vehículo, cuando circulaba por el centro de la cuidad.

Hugo Silva, comandante Subrogante de la Policía en Esmeraldas, señala que pese a las últimas muertes violentas, la provincia muestra una tendencia a la baja en cuanto a crímenes. Según el oficial, debido a “las acciones articuladas entre instituciones que permiten neutralizar los delitos”.

La intervención policial y militar en la provincia empezó en enero del 2018, luego de los hechos violentos en la frontera con Colombia. La organización disidente de las FARC, liderada por alias ‘Guacho’, fue responsable de varios ataques, entre estos el atentado con carro bomba al Comando de la Policía de San Lorenzo y la muerte de civiles y militares.

El sector turístico fue el más afectado y ahora pide que estos recientes crímenes no alteren los planes para el feriado de Carnaval. “Son hechos aislados que no deben desviar la atención de los turistas”, indicó la Cámara de Turismo de Atacames, en un comunicado.

En el 2018, la tasa de homicidios cerró en 12,8 muertes por cada 100 000 habitantes. Mientras que el año pasado fue de 11,1. Para la Policía esto es un logro. A escala nacional se ubicó en 6,8 en ese año.

En la Fiscalía ya se abrieron las investigaciones por los dos últimos crímenes. En el asesinato del reo hay dos personas detenidas. Los investigadores también analizan si este crimen y el de César Vernaza tendrían relación con las disputas entre las bandas de Los Choneros y Los Templados, que se relacionan con el tráfico internacional de drogas.

Agentes de Inteligencia de la Policía rastrean las posibles conexiones a partir los conflictos entre bandas delictivas que se dan el interior de las cárceles y afuera. “Pudo haber un roce o negociación fallida”, dicen agentes a este Diario.

A los investigadores les llama la atención no solo la modalidad de las muertes sino el número de disparos. En ambas escenas se recolectaron 19 casquillos y se hacen pericias.

Mientras se resuelven los casos, la Policía también reforzó la seguridad en los alrededores del Centro de Rehabilitación Social de Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)