5 de August de 2009 00:00

Erco dejó de producir 6 000 llantas al día por la paralización

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN




Redacción Cuenca
cuenca@elcomercio.com

Los  1 100 trabajadores de la  Compañía Ecuatoriana del Caucho (Erco, por sus siglas en inglés) están  divididos  por causa de la huelga que emprendió el Comité de Empresa  hace cinco días.  

En un grupo  están 647 empleados,  quienes  se oponen a la medida y ayer     expresaron su voz de protesta en una marcha por el Centro Histórico de Cuenca. 
 
Los otros 453 obreros  del Comité de Empresa Erco mantienen  el control de las instalaciones de la planta industrial, cuya producción de llantas está paralizada.

Esta empresa produce  6 000 llantas al día y  su objetivo es fabricar 1 900 000 neumáticos durante este año. Erco  cubre  el  45% del mercado de las llantas del país,  provee   a las ensambladoras nacionales como Aymesa y a otras provenientes de Colombia.

Walter Peralta trabaja en esa empresa 13 de sus 30 años, en el área de mezclados de caucho. Él es parte de los empleados que se tomaron la empresa y asegura que las condiciones en las que se trabaja no son las óptimas.

Según Peralta, el Sistema Integrado de Manufactura (SIM) es lo que hace que su condición de trabajo sea de presión excesiva.  Este sistema monitorea minuto a minuto la labor del empleado.

Es decir, si la máquina que manipula el empleado deja de producir, el tiempo que demore en reanudar la actividad es contabilizado. “Al final del mes nos acumulan ese tiempo y nos descuentan del sueldo”, dice Peralta.

La petición de que se retire el SIM es el reclamo más enérgico que hacen los trabajadores en la huelga y consta en un pliego de peticiones. Estos, según el secretario general del Comité de Empresa Erco, César Padilla, fueron debatidos con la administración de la empresa, pero  “no tuvimos respuesta”, añadió.

Pero Darwin Zavala, vocero de los trabajadores que se  oponen a la medida, no concuerda con esta posición. Según dijo, el objetivo del SIM  es  hacer más competitiva a la empresa. “Es un sistema de productividad para mejorar la competitividad, si no lo somos quebraremos. Este permite medir tiempos y movimientos”.

Para  el vicepresidente comercial, Fabián Córdova, en lo que va  de este año la empresa creció un 8%,  debido a la comercialización local, a las exportaciones y a la producción de las llantas para camiones, que se inició en este año.

Durante 2008 y 2009  Erco completó una inversión de más de USD 15 millones para producir  llantas radiales de camión. De esta manera  se convirtió en  la primera empresa de  la región andina en producir este tipo de llantas.

Sin embargo,  este crecimiento no es razón suficiente para los obreros,  que paralizaron sus labores el viernes pasado y que dicen haber agotado los diálogos.

Juan Eras, de 27 años, por ejemplo, cuenta que la presión que vive con el  SIM le afecta psicológicamente. “Cuando la máquina marcha a buen ritmo el sistema muestra una luz verde.  Pero si la   luz se pone naranja uno se preocupa porque significa que estamos bajando en producción y  no puedo moverme”, explicó.

Padilla reiteró   que al final del mes los tiempos en los que la máquina no produce  son descontados en el sueldo.   Aunque Zavala aseguró  que no es así.

Otra de las  peticiones es que el sueldo de los trabajadores del Comité de Empresa sea igual para todos. Esto lo dicen porque supuestamente hay   tres empleados que ganan unos USD 90 más que el resto de miembros del comité.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)