26 de enero de 2021 00:00

Equipo especial analiza aumentos en cobros de contribución de mejoras en Quito

La calle Toachi, en San José Obrero (parroquia El Condado), fue repavimentada a inicios del año pasado. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

La calle Toachi, en San José Obrero (parroquia El Condado), fue repavimentada a inicios del año pasado. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Evelyn Jácome
y Diego Bravo 
(I)

En lo que va del 2021, la Municipalidad ha recibido 3 200 reclamos de personas que se sienten perjudicadas por el cobro excesivo del impuesto predial y de la Contribución Especial de Mejoras (CEM) en Quito.

Pese a que este año no se realizó un revalúo catastral, ciudadanos señalan que el valor a pagar por esos impuestos se ha duplicado y hasta triplicado.

Freddy Erazo, administrador general del Municipio, indicó que se han reportado problemas en la CEM en el 2,5% de los 949 499 predios que existen en el Distrito. Las quejas corresponden a 250 sectores específicos como El Condado, Cumbayá, entre otros. Unos 25 000 bienes podrían tener una afectación en esa contribución, según Erazo.

Frente a las denuncias de la ciudadanía, el alcalde Jorge Yunda anunció ayer, 25 de enero del 2021, que ha dispuesto la creación de un equipo especial. Lo hizo por pedido del vicealcalde Santiago Guarderas, quien contó que hasta su despacho llegaron casos que ameritaban ser aclarados. La mayoría, relacionados con la CEM.

Se trata de un aporte que todos los ciudadanos realizan cada año por las obras que el Municipio ejecuta en la ciudad. Los cobros se hacen por obras locales (que benefician a barrios) y proyectos distritales (pagan todos los ciudadanos).

Este 2021, Quito tendrá que pagar alrededor de USD 53 millones por esta contribución, lo que incluye obras realizadas hasta 10 años atrás (como la extensión de la Simón Bolívar y el intercambiador de Carapungo), cuyos montos fueron prorrogados y aún no terminan de ser cancelados.

Jimena Moreno tiene una tienda en la calle Libertador Toachi, del barrio San José Obrero, en la parroquia El Condado. Asegura que los trabajos de asfaltado han ayudado a mejorar las condiciones de movilidad de los vecinos ya que la vía antes era de tierra.

A su esposo le tocó pagar más de USD 570 de CEM mientras que a su vecina le salió apenas 200. Cuenta que presentó su queja en el Municipio, pero nadie le ha dado respuesta.

Entre las obras que se están pagando en la CEM está la repavimentación. En Ponceano (a pocos minutos de El Condado), la calle Joaquín Mancheno fue intervenida a inicios del 2020. Los moradores agradecen la obra porque la vía tenía demasiados baches y era intransitable, pero cuestionan que sea la ciudadanía quien deba pagar esa intervención.

Erazo explicó que hay zonas en las que se identificaron que existían errores en el cobro de la contribución por obras distritales, como por ejemplo en la Ruta Viva.

Según Guarderas, se registran problemas en propiedades en las que se hicieron transferencias de dominio y se evidenció que se pudo haber cobrado más de lo debido.

La comisión interinstitucional que analizará los casos está conformada por personal de la Administración General, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas, las direcciones Tributaria y de Catastros. Tras el análisis de los casos, ellos emitirán un informe con los resultados y las alternativas para corregir las deficiencias.

El Vicealcalde aclaró que, en estos casos, no es necesario que una persona haga un trámite individual para que se revise su caso, ya que el equipo verificará cómo se ha realizado el cobro de las obras puntuales en las que se identificaron los errores.

Si la persona ya efectuó el pago, el Municipio establecerá cuál será el mecanismo de devolución de entre las alternativas que ya están establecidas, como por ejemplo, generar una nota de crédito al propietario.

Al momento, la mesa técnica se encuentra trabajando, revisando la fórmula que se utilizó para el cobro y se espera que en un par de semanas se pueda saber cuál es la situación. Erazo informó que pese a los reclamos, en lo que va del año se reportaron menos quejas que en el mismo período del 2020. Pasaron de 4 000 a 3 200.

Indicó que usualmente las denuncias son absueltas, y que la mayoría de personas no se da cuenta que el valor subió porque tienen una construcción adicional y varía el valor del predio. En otros casos, los ciudadanos han adquirido más bienes inmuebles y como el impuesto predial se calcula en función de la cantidad del patrimonio, el valor sube.

Pese a la crisis provocada por la pandemia, la recaudación tributaria este año ha sido la más alta de los últimos cuatro años. Del 1 al 24 de enero, el Cabildo ha cobrado USD 62,2 millones, mientras en el 2020 esa cifra fue de 54 millones (ver gráfico).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (48)