Los cangrejos vuelven a la mesa; se recomienda consu…
La Corte Constitucional archiva pedido de Comité sob…
¿Por qué hubo una baja adjudicación de medicamentos …
Testimonio de inseguridad: ‘Los delincuentes m…
Asamblea suspende designación de miembros de Juntas …
Municipio busca a conductor que invadió ciclovía en …
Cpccs espera ‘refrescar’ la Defensoría d…
Nuevos hechos violentos se registran en la cárcel de…

En esta época, resfrío e influenza pueden confundirse con covid-19

La neumóloga Carina Coronel atiende a una paciente con síntomas respiratorios. Estos males se previenen con una nutrición balanceada y ejercicios. Foto: cortesía

La neumóloga Carina Coronel atiende a una paciente con síntomas respiratorios. Estos males se previenen con una nutrición balanceada y ejercicios. Foto: cortesía

La neumóloga Carina Coronel atiende a una paciente con síntomas respiratorios. Estos males se previenen con una nutrición balanceada y ejercicios. Foto: cortesía

El resfriado, la influenza y el covid-19 son enfermedades respiratorias contagiosas muy similares. Incluyen desde síntomas leves, casi imperceptibles, hasta infecciones severas que provocan el aparecimiento de neumonía y pueden causar la muerte.

En Ecuador, como en el mundo, la patología que inquieta más es la desarrollada por el SARS-CoV-2. De este coronavirus se supo desde diciembre del 2019. Hasta la fecha, se registran más de 97 millones de infectados.

Este virus se caracteriza por un periodo de incubación variable. Por lo que una persona puede presentar síntomas desde el segundo día hasta el décimo cuarto. El malestar más fuerte aparece el día décimo, según especialistas. Antes de ir al médico o de someterse a una prueba diagnóstica (PCR), se debe evaluar si se estuvo ­en contacto con infectados.

“Los pacientes tienen cansancio extremo, dolor de cabeza, fiebre, tos seca y, en casos más graves, dificultad para respirar”, explica la neumóloga Belén Noboa, del Hospital Pablo Arturo Suárez. Pero una de las señales más claras del contagio es la pérdida del olfato y del gusto (anosmia).

Si la persona no se recupera lue­go del décimo día, se debe visitar a un médico. El paciente -comenta la espe­cialista- puede desarrollar problemas de nivel severo y grave, ­principalmente si tiene más de 65 años o patologías preexistentes, como obesidad o diabetes.

Ante la presencia de síntomas respiratorios la visita al galeno es básica para, en primer lugar, descartar el covid-19. Él analizará si el paciente tiene otras infecciones o las dos. En México se han reportado casos de personas con coronavirus e influenza.

Para evitar pérdidas humanas y poder frenar al SARS-CoV-2, las autoridades sanitarias mantienen la recomendación de usar mascarilla, lavarse las manos y evitar reuniones.

Estas medidas de bioseguridad, conocidas como ‘etiqueta respiratoria’, que incluyen aislarse cuando se tienen síntomas, también han ayudado a prevenir el aparecimiento de la influenza y de los resfriados comunes.

Quienes se contagian con el virus de la influenza o con la gripe se recuperan en un período no mayor a dos semanas. La infección avanza de siete a 10 días, señala la neumóloga Carina Coronel Pazos, del IESS Quito Sur.

En el informe de la Organización Panamericana de la Salud sobre influenza, del 12 de enero, se reconoce que los protocolos implementados por el covid-19 “pudieron haber desempeñado un papel importante en la reducción sustancial e incluso ­completa de la transmisión”.

En Ecuador, el informe de hace un año decía que los diagnósticos iban creciendo. En los últimos nueve meses (entre abril y diciembre), no se reportaron casos de influenza ni de virus sincitial, que causa la neumonía.

Pero el monitoreo de estas patologías no debe suspenderse debido a que hay personas que sí desarrollan consecuencias graves. Lo aconsejan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

En sus estudios, se explica que las infecciones sinusales (inflamación de conductos nasales) y del oído son ejemplos de las complicaciones moderadas de la influenza. Mientras que la presencia de neumonía es indicador de una afección muy grave.

A las mencionadas se suman la inflamación del tejido que rodea el corazón (miocarditis) y la insuficiencia multiorgánica. Estos males también aparecen en casos de covid-19.

Para César Delgado, neumólogo y jefe del área en el Hospital Metropolitano, una de las formas más eficaces de prevención es la vacunación. En el caso de la influenza, es anual, ya que el virus muta constantemente.

Este año, la fórmula que se coloca en centros privados es para combatir la AH1N1, AH3N2, BHnorte y BHsur. No ha comenzado la inmunización en los públicos. La aplicación de las dosis contra el covid-19 ya arrancó para el personal sanitario. A partir de marzo, según Salud, se administrará de forma masiva.

Suplementos digitales