28 de enero de 2021 00:00

Entrega completa del Metro de Quito tiene nueva fecha: octubre del 2021

La parada de la Universidad Central es una de las que registra mayor retraso. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La parada de la Universidad Central es una de las que registra mayor retraso. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 84
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Betty Beltrán
Coordinadora (I)

La entrega total del Metro de Quito no será el 31 de marzo, tal como se venía anunciando los últimos meses, sino en octubre. La causa es una serie de retrasos en la obra civil, pues aún hay frentes de trabajo que se encuentran pendientes.

En un documento público, que forma parte del Gobierno Abierto de la Municipalidad, se especifica que hay demoras en la losa de cierre del Fondo de Saco El Labrador, en la reurbanización del parque Tortuga de la estación Jipijapa y en el acceso 1 de la estación Universidad Central.

También está pendiente la finalización e iluminación en las bocas de acceso, la instalación de los equipos de recaudo (lo que incluye las barreras de acceso), entre otros.

“Lo que conlleva a que la fecha de finalización de la obra -conforme los informes presentados por la Gerencia de Infraestructura de la Empresa, el Gerenciamiento del Proyecto y la fiscalización de la obra- sea octubre del 2021, y con un incremento en los costos de aproximadamente USD 27,6 millones, los mismos que a la presente fecha ya se encuentran financiados por la Municipalidad”, reza el documento.

Estas novedades iban a ser socializadas en la sesión de Concejo del martes 26 de enero del 2021, por la nueva gerenta de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq), Andrea Flores, pero a las 15:45 la reunión se suspendió porque solo había 11 ediles presentes (de los 21), y sin quórum no se pudo tratar el informe del Metro, que era el penúltimo punto del día. Incluso el Alcalde se retiró antes de las 13:00.

La noticia del alargue de la entrega total del Metro sorprendió a Santiago Guarderas, vicealcalde de Quito. Se contactó de inmediato con la gerenta del Metro, quien le informó que el 31 de marzo se iniciará la entrega-recepción de la obra, pero al ser una construcción de tal magnitud y con varios ítems, ese paso se prolongará hasta el 18 o 20 de octubre.

En marzo también se iniciaría la etapa de preoperación; es decir, las pruebas de trenes y sistemas, “de los que se puedan hacer”, acotó Guarderas. Y la operación comercial podría ser a finales de este año o ­inicios del 2022.

Su indignación inicial, agregó, fue porque “no se nos dijo la verdad, porque (los concejales) teníamos el convencimiento de que el 31 de marzo se entregaría toda la obra al ciento por ciento. Incluso de los elementos que están ­indicados en el informe de la actual gerenta y que ahora tendrán un retraso”.

El punto que más le preocupa al Vicealcalde es el Sistema Integrado de Recaudo, el cual permitirá la integración del Metro con el Trolebús y la Ecovía. “Todo ese trámite demorará entre ocho y 10 meses; además, la orden de compra de los aparatos se hizo en diciembre pasado”, mencionó.

En el informe se hace alusión a ese detalle y se indica que “hasta la presente fecha se cuenta con un borrador de términos de referencia y ya inició un estudio de mercado preliminar para establecer las capacidades y costos”.

Por eso, es necesario contar con la definición del medio de pago por parte de la Secretaría de Movilidad, así como establecer si se realizará un proceso de contratación conjunto con la Empresa de Pasajeros que facilite la integración de los dos subsistemas al utilizar un único sistema de recaudo.

Hay más, en el documento se indica que la Empresa Metro cuenta con la delegación para la recepción de los bienes de Primera Línea de Metro de Quito (PMLQ); sin embargo, por parte de la empresa no se han definido los mecanismos para la recepción, registro contable y control de los bienes.

Frente a eso se requieren acciones inmediatas, como establecer con la Administración General el protocolo para la recepción de esos bienes y su posterior registro y control. Y coordinar con la Administración General el aseguramiento de los bienes.

Hay novedades con los equipos de las 15 estaciones, los cuales se encuentran en proceso de instalación (ver gráfico). Por el lado de los trenes, se debe cumplir el proceso de homologación y de operación comercial de las unidades con la participación de la Agencia Nacional de Tránsito y del Ministerio de Transporte.

Estos retrasos afectan a la ciudad en su integralidad, apuntó Roberto Custode, especialista y consultor en temas de movilidad. Apostilló que el sistema del Metro se vuelve más urgente en estos momentos de pandemia, justo cuando las unidades están saturadas.

Aunque se entregue el 99% de la obra en este marzo, Custode hizo notar que el Metro tiene una serie de requerimientos secuenciales y conexos que requieren estar completos para funcionar.

Agregó que “en el tiempo se podrán hacer ceremonias, entregas simbólicas, hitos de avance, pero en la práctica ese 1% se vuelve crítico y si la obra no está al 100%, el sistema no va a entrar en operaciones”.

Este Diario buscó una respuesta por parte del Metro, pero informaron que no es posible, ya que la gerenta acaba de posesionarse y están en etapa de transición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (12)