2 de agosto de 2020 00:00

Entrega de comida a domicilio se ralentiza

Casa Warmi, en Quito, se alió con sus trabajadores para levantar el negocio.  Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Casa Warmi, en Quito, se alió con sus trabajadores para levantar el negocio. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Priscila Alvarado

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La paulatina reactivación económica del país, tras el cambio de semáforo en varios cantones, incidió en el comportamiento de los consumidores en restaurantes.

El cambio se observó desde junio cuando el movimiento en establecimientos se reanudó y, con ello, la demanda de servicios a domicilio bajó desde el pico alcanzado en mayo.

En los primeros días de la emergencia, en marzo, el encierro llevó a las familias a pedir más comida para llevar vía delivery, sobre todo, en combos para más de dos personas.

La creciente demanda de alimentos por parte de los consumidores originó la creación de nuevos negocios. Entre marzo y julio, según el Servicio de Rentas Internas (SRI), se abrieron 854 restaurantes de comida rápida, de refrigerio y de comida para llevar.

Pero también hubo quien no pudo hacer frente a la crisis. En ese mismo período, 940 establecimientos cerraron sus puertas definitivamente.

Los restaurantes que tenían maduro el mercado de servicio a domicilio trabajaron inmediatamente a puerta cerrada. Otros tuvieron que reconfigurar su negocio e incorporar esta modalidad de servicio.

Según la Asociación de Restaurantes del Guayas, el 60% de las ventas que se realizaron a domicilio entre abril y mayo fueron de servicios directos de los locales y el resto, a través de plataformas digitales.

Francesca Ferrero, quien lidera la Asociación y también es propietaria del restaurante Moro Grill en Guayaquil, dijo que el 2020 arrancó de manera compleja. Los negocios arrastraban las bajas ventas de octubre del 2019 producto del paro nacional. Además, afrontaron los gastos en infraestructura y menús que, normalmente, se realizan entre enero y febrero.

Actualmente, proyectan incrementar las ventas con la apertura de los locales por el cambio de semáforos.

Ferrero sugiere, además, que se facilite la reducción del porcentaje de comisiones que cobran aplicaciones digitales para continuar impulsando las ventas en línea. Los restaurantes solo facturan un 35 y 40% de lo esperado y su ocupación está en ese mismo porcentaje.

El restaurante Moro Grill, en Guayaquil, reactivó sus actividades con el semáforo amarillo. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

El restaurante Moro Grill, en Guayaquil, reactivó sus actividades con el semáforo amarillo. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

“No estamos en modo de reinvención, estamos en modo supervivencia”, señaló.

Los dueños de los locales han ideado maneras de mantenerse operativos. Vanessa Herrera, propietaria de la tienda-restaurante Casa Warmi, en Quito, formó una cooperativa con sus trabajadores.

Con ello, el 50% de la ganancia va al local y el resto, a los nueve colaboradores del negocio. Los trabajadores laboran a medio tiempo y se puede mantener el lugar, explicó Herrera.

El local espera retomar los niveles de consumo del período precovid hasta fin de año. “Se ha incrementado el consumo en el Warmi y la comida para recoger y llevar”, contó.

Según la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), la categoría de restaurantes, que históricamente mostraba un crecimiento más lento, repuntó durante la pandemia, lo que permitió dinamizar la gestión de canales digitales. Hasta mayo, la compra en línea de esta área creció 42% con relación al 2019.

En junio se registró una baja de pedidos frente a mayo que fue el pico. “Estamos en los niveles prepandemia”, dijo Daniel Arévalo, general mánager de Glovo Ecuador.

Esto se debe a que las familias están saliendo más. Entre abril y mayo, Glovo registró un mayor número de pedidos de combos y postres. “Las familias enteras estaban en casa y los combos eran la opción más completa y económica”.

En Uber Eats las categorías más buscadas fueron: ensaladas, parrilladas, papas fritas, pizzas y hamburguesas.

Rappi dijo que los usuarios reaccionaron favorablemente a sus descuentos del 25% o hasta 50% durante la pandemia, según Fernando Jáuregui, Co-Country Manager & Head of Operations de Rappi Ecuador.

Para las aplicaciones, los primeros días de la crisis sanitaria en el país fueron una oportunidad para fidelizar usuarios; ahora diseñan estrategias para impulsar las ventas porque hay espacio para crecer.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)