21 de September de 2009 00:00

3 enfermedades dañan la cadera

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Judith Vallejo se  recupera en  el segundo  piso del   Hospital de los Valles, en las afueras de Quito.    A las 16:00 del   domingo   13     recibió una prótesis  total de cadera en una cirugía que duró dos horas.



El sobrepeso

Los médicos explican   que en  el país cada vez es más frecuente  tener a pacientes afectados   de la cadera a causa de sobrepeso y obesidad.
  Estos  factores  -explican-   destruyen rápidamente las  articulaciones e impiden caminar.
    Las primeras   señales   de alerta se manifiestan con dolor o lumbalgia y espalda baja.  Posteriormente  hay molestias  en las   rodillas. Esto ocurre incluso  con movimientos  leves  que no debieran representar molestia. Luego  viene la   inflamación  crónica  en las  articulaciones.
La  persona  operada    puede volver a sus labores en 15 días.Las principales enfermedades que afectan a la cadera son las reumáticas, sobrepeso y    luxación congénita (malformación de la articulación   que se presenta en bebés y recién nacidos).   
       
Esta última  dolencia  afectó a Vallejo.  “Desde niña tenía eso, pero  fue progresivo y luego se hizo    crónico”, dice su hermana Mariana, que   al siguiente día de la operación  la visitó. Allí también estuvo el   hijo de la paciente,   Mario Herrera. “Mi madre no podía caminar, incluso una vez se cayó en  la parada de la Y del trolebús y nadie la ayudó”.

Desde que se agudizaron los problemas, los  médicos le  dijeron que debía   colocarse una prótesis, pero costaba   entre  3   000 y  USD 6  000.  Eso impidió la intervención,  hasta que se favoreció de la campaña  impulsada por la  Fundación Futuro,     Hospital de los Valles y  médicos de EE.UU.

En  todo el país no hay una estadística  de cuántas  personas necesitan  prótesis de  cadera, pero el Ministerio de Salud  Pública  comenzó la denominada   Campaña de la  Solidaridad.
Allí, al menos    2 000 personas  recibirán  algún tipo de    prótesis.     

Solo en el hospital Enrique Garcés se opera a 50 pacientes. Igual sucede en el hospital Carlos Andrade Marín, aunque  este centro no  está dentro de la campaña oficial,  sino que los costos cubre el Seguro Social.

“Es una gran ayuda, para  personas que lo necesitan y no podían operarse”, advierte el director del Hospital  Enrique Garcés.   
Jerry Engn,  médico traumatólogo  y  jefe de  la misión     estadounidense que llegó al Hospital de los Valles, dice que    en  los niños   que  nacen con cadera dislocada    no se forman bien los huesos. “Luego   los dolores incluso se trasladan  hacia    las rodillas”.

En la  enfermedad  reumática, en cambio, se     produce una inflamación del denominado  líquido  articular   (fluido viscoso y claro que se encuentra en las articulaciones). Este se vuelve espeso  y se prolifera  hacia  el cartílago (tejido que en condiciones normales  permite que   las articulaciones se muevan   sin dolor) y  se
destruye lentamente.

David Tauntom, otro médico de  Estados Unidos que   gratuitamente  colocó prótesis  a  40 ecuatorianos, confiesa que   la enfermedad  reumática se presenta  especialmente en mujeres, pero  no sabe exactamente  por qué.

En la habitación contigua de Vallejo  se recupera Berta Salas.

Ella tiene   31 años   y las molestias en la cadera comenzaron hace tres años.  Cuando acudió al hospital Eugenio Espejo los médicos le dijeron que  tiene artrosis y que necesitaba  una prótesis. “En la Fundación Tierra Nueva  me dijeron que eso costaría hasta  USD  6 000 y  es demasiado”.

A esta quiteña, que vive en   el barrio    Villa Flora,  no le indicaron  específicamente por qué se le presentó el problema, aunque   recuerda que  jugaba fútbol y que   alguna  caída o golpe le produjo  un desvío en la cadera.

Ya en el quirófano, para colocar la prótesis, el  paciente se  ubica   en posición  fetal  y  el   médico realiza  cortes de   10   y  15   centímetros   a un costado de   la cadera.    Para   la intervención,  los especialistas aplican    anestesia  epidural o peridural, es decir, que  tiene efecto   solo    en las extremidades inferiores (ver infografía).

La fisioterapista Patricia Hatchett explica que  los pacientes deben realizar los  primeros movimientos  al siguiente día de la operación.  “Hay ejercicios  específicos  para la  cirugía   de cadera”. Se refiere, por ejemplo,  a  no subir  demasiado la rodilla, “porque se dobla la  cadera y puede saltar la prótesis colocada”. 

Cuando aquello ocurre  -explica  Hatchett-     no se necesita una nueva cirugía. “Con pequeños movimientos,   el  médico  puede    colocar  nuevamente     la  prótesis en el  mismo lugar donde estaba”.

A las 09:00 del lunes  14, María Palma ya cumplió 17 horas de operada.   En ese momento,  Hatchett y una auxiliar ingresan a la habitación, levantan a la  paciente  de 74 años y  la ubican en una silla.  “Creo que  ya estoy bien, ojalá ya pueda caminar”, dice  la mujer  que vive en el Carchi.

Augusto  Torres,  traumatólogo ecuatoriano, explica que   existen dos prótesis:  sementada  y no sementada.  En personas   de la tercera edad se sugiere aplicar  la última. Esto, porque la  recuperación   se da en dos o tres días.
    
Mientras que para personas jóvenes,  Torres  recomienda aplicar las prótesis  sementadas,  cuya recuperación toma hasta  ocho semanas y no requiere  el cambio inmediato.  Una prótesis puede durar hasta 12  años, aunque  este traumatólogo conoce casos de gente que se operó hace 17 años “y sigue bastante bien”.      Vallejo también espera que suceda lo mismo, aunque por  ahora  lo primero que debe cumplir    son    ejercicios de cadera y de rodilla...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)