25 de August de 2009 00:00

‘Enemigos públicos’ conmovió a los asistentes el fin de semana

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Espectáculo

Esta vez no hubo  largas filas en los cines como se vio, en días anteriores, en  ‘Harry Potter’, ‘La era del hielo’ o ‘G.I. Joe’.
‘Enemigos públicos’ no llenó las salas el domingo pasado pero sí gustó al público, que salió conmovido tras los 140 minutos de la última producción del director estadounidense Michael Mann.



Las más vistas 
‘Enemigos públicos’   alcanzó una baja taquilla: 5 730 personas en Quito, Guayaquil y Cuenca,  según Marco Aguas, director  de Consorcio Fílmico.
 ‘La Era del Hielo’,  desde su estreno hace 6 semanas, ha alcanzado una taquilla de 675 485 asistentes y ‘Fuerza G’, que lleva  tres semanas en cartelera, 300 816.
Según Aguas,   un caso  similar se registró en marzo de 2008, cuando poco público asistió al estreno de American Gangster.

Por ejemplo, para Rocío Rodríguez, de 30 años, el filme sobrepasó sus expectativas. Ella fue con su hija Victoria hasta el Cinemark, donde en la entrada, frente al cartel de la cinta, dijo ser seguidora de las películas de Johnny Depp, al igual que su hija, fanática de la saga ‘Piratas del Caribe’.

Ya en  la sala sonrió al ver al actor caracterizando  al legendario asaltabancos John Dillinger, que pone de cabeza a la Policía de Chicago, que intenta atraparlo.

Rocío, al igual que el resto del público, miró con atención el filme, pero dejó escapar un murmullo de satisfacción cuando el personaje logró escapar de la cárcel, en medio de una veintena de uniformados  que custodiaban los alrededores del centro.

El retumbar de los disparos  de las pistolas y ametralladoras, que fueron  constantes a lo largo de toda la producción, configuraron una atmósfera densa, de mucha emoción, comentaron a la salida. 

Los asistentes seguían  las escenas en silencio, pero  saltaron levemente de sus asientos en el momento en que  Billie Franchette, protagonizada por la actriz francesa Marion Cotillard, recibe golpes en la cara por parte de un policía, quien intentaba hacerle confesar  el paradero del ladrón Dillinger.

En la parte final, cuando  Billie Franchette  recibe  en la cárcel  la visita de uno de los policías que persiguieron a Dillinger, no faltaron los ojos humedecidos.

A Estefanía Acosta, 20 años, le encantó la historia, ya que  “se basó  en un suceso de  la vida real (de 1933). Fue muy conmovedora”, dijo al abandonar la sala.

Igual apreciación tuvo Juan Cuvi, a quien le gustó “el drama del personaje principal, que  se juega todo por una opción de vida desesperada,  que sabe vivir la vida, pero que finalmente  murió en su ley”.

La parte más dura y terrible, según Cuvi, fue  la traición de una mujer,  amiga del delincuente, que por sus intereses dejó a un lado la amistad y “ lo entregó  en bandeja a la implacable Policía”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)