9 de abril de 2018 00:00

5 000 empresas grandes podrán acogerse a la remisión

En el 2015 se efectuó una remisión tributaria. La medida generó USD 970 millones.Foto: Archivo / EL COMERCIO

En el 2015 se efectuó una remisión tributaria. La medida generó USD 970 millones.Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Diana Serrano y Angelina Castillo. Redactoras (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La remisión tributaria, que permitirá a las empresas saldar cuentas pendientes con el Estado a un menor costo, es la medida que generará el 96% de los ingresos que el Gobierno espera obtener con su reforma tributaria durante este año.

El director del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando, explicó el viernes pasado que las reformas legales que serán enviadas este mes a la Asamblea rendirán en el 2018 USD 624 millones.

De ese monto, USD 602 millones son por la amnistía. El resto viene de la decisión de gravar con impuesto al valor agregado (IVA) a los focos fluorescentes y a los seguros de salud y vida.

El beneficio de la remisión aplicará para todas las sociedades. La exención será por el 100% de los intereses, multas y recargos. En el caso de micros, pequeñas y medianas empresas el plazo para acogerse a la remisión será de dos años.

Para las grandes, el plazo será de 90 días. El SRI calcula que unas 5 000 empresas de este segmento se beneficiarán de la medida. Pero se considerarán algunas excepciones para el beneficio, como que no aplicará para sociedades que persistan en litigios nacionales o internacionales con el Estado.

Actualmente, existen USD 4 600 millones que no han podido ser recaudados debido a juicios tributarios, dijo el director del SRI. De esa cifra, el 50% corresponde a capital y el resto a intereses.

En el plan económico presentado por el Gobierno se detalla que la amnistía también aplicará a deudas con el Seguro Social. Esta medida aún no existe una meta de cobro.

La amnistía beneficiará a un 10% de las pequeñas y medianas empresas de forma directa, de la Cámara de la Pequeña y Mediana de Comercio de Pichincha (Capeipi), gremio que está integrado por cerca de 1 200 empresas.

En la actualidad, los sectores de este segmento con mayor nivel de endeudamiento con la Seguridad Social y el SRI son el maderero, textil y de la construcción, explicó Christian Cisneros, director ejecutivo de Capeipi.

Para el ejecutivo, el beneficio de la remisión tributaria a la larga se traduce en una reestructuración de las deudas, con nuevos y mejores plazos para ponerse al día con el Estado. De lado fiscal, cree que la medida sí generará interés de los empresarios y elevará la recaudación tributaria.

La reforma permitirá incrementar la meta tributaria de este año, de USD 13 600 millones a 14 224 millones, según datos de Orlando.
“Entiendo que se van a analizar nuevos mecanismos de pago; que se incluirá, por ejemplo, si el empresario no puede pagar sus obligaciones con el IESS en un mes determinado pueda diferir el pago de varias maneras, va a haber cierta flexibilidad. No es dejar de pagar, pero entender la situación compleja”, señaló Cisneros.

La Federación Nacional de Cámaras de la Construcción califica a la medida como positiva y, por eso, incluso pedirán al presidente Lenín Moreno que la remisión tributaria incluya a constructores individuales y contratistas públicos.

Enrique Pita, presidente del gremio, indicó que este grupo de constructores tiene obligaciones no cumplidas con el SRI y el IESS por mora o incumplimiento del Estado en el pago a tiempo de sus facturas.

La reforma tributaria incluirá otros cambios para las empresas. El SRI anunció que analiza incentivos para las nuevas inversiones y la eliminación del impuesto a la renta mínimo desde el 2019, que hoy resta liquidez al sector.

Para Orlando, quien ha sido un defensor de este tributo, la medida ha sido eficiente para evitar la elusión de impuestos. Argumentó que ahora impulsará su eliminación porque existe una mejor cultura tributaria y el SRI ha mejorado los sistemas de control. El sacrificio fiscal por suprimir el impuesto mínimo es de USD 140 millones al año.

Orlando dijo que se analiza si queda el anticipo con la fórmula del 2008.

La eliminación del ISD, como ofreció el Gobierno, no irá en la reforma tributaria de este mes. El SRI dijo que se analizará el desempeño del sector productivo y la reducción de la salida de dólares antes de tomar una decisión.

Y si bien analiza eliminar el impuesto a los ingresos extras por el aumento de precios de los metales de la industria minera, Orlando señaló que se analiza ­reemplazarlo por una regalía progresiva.

El Gobierno anunció que mañana prevé detallar el plan de ajuste al sector público. La ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, anticipó la semana pasada que se analiza eliminar entidades públicas; entre ellas, tres empresas estatales.

Además, la funcionaria señaló que se recortará el número de asesores y se restringirán aún más los viajes al exterior en el sector público.

En contexto

El lunes, 2 de abril del 2018, el presidente Lenín Moreno anunció 14 medidas para reactivar la economía y atender el desequilibrio fiscal. Las medidas incluyen reducción de cinco beneficios tributarios, eliminación del impuesto mínimo, reducción del gasto público, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)